La de la provincia de Cuenca destaca que es necesario que las trabajadoras de agricultura y ganadería tengan reconocimiento jurídico, económico y social con el fin de que se mantenga su importante papel en el mantenimiento de la población y también en el tejido productivo de las zonas rurales.

La Empresarias y Profesionales de la Provincia de Cuenca, AMEP, apuesta por la titularidad compartida en los trabajos de agricultura y ganadería con el fin de propiciar el reconocimiento, jurídico, económico y social de estas trabajadoras.

Según el , Alimentación y (MAPAMA) las mujeres representan más de un tercio de las personas que trabajan en las explotaciones agrarias familiares y pero en la mayor parte son los hombres los que figuran como titulares, mientras que ellas lo hacen como cónyuges en la categoría de ayuda familiar.

Por todo ello, AMEP considera que es importante que esta figura legal se arraigue y por tanto las mujeres puedan tener sus propias prestaciones y su reconocimiento, a la vez que se incrementa el tejido productivo y se lucha contra la despoblación.

En este momento en España hay 290 explotaciones de titularidad compartida, de las que 97 son de Castilla-La Mancha y 32 de la provincia de Cuenca.

Para la es vital que la mujer emprenda en las zonas rurales pues es vital a la hora de mantener la población en estas zonas.

Jornada

Dentro de este apoyo a la titularidad compartida, la presidenta de AMEP, , ha participado en las jornadas informativas realizadas por la Asociación de Mujeres y Familiares en el Ámbito Rural, AMFAR, en , Cuenca y Huerta de la Obispalía con el fin de informar sobre esta figura y sobre la PAC en femenino.

En este sentido, Peñuelas señala que es importante visibilizar el trabajo de la mujer en el entorno rural, pero también se debe ir más allá, propiciando ventajas que les inviten a montar su propio negocio en estas zonas y tomando medidas reales que permitan la conciliación de la vida profesional y familiar.