Según ha explicado Asaja en un comunicado, en estos momentos la edad mínima es de 10 meses, y la Interprofesional propone que se rebaje a los ocho meses, un “periodo de tiempo suficiente para que los cerdos adquieran los 115 kilos de peso mínimo de canal”, según la organización agraria.

“Es necesario reducir la edad para hacer productos adaptados a la demanda de los consumidores ya que si no se adecua la edad podemos encontrarnos que los animales se harán demasiado grandes con diez meses. Además si se cumple el peso de 115 kilos canal habría que sacarlos de norma porque sólo tendrían ocho meses, algo que perjudicaría gravemente a los ganaderos”, ha señalado el secretario general de Asaja Cuenca, .

Además, se considera que si el tamaño de los animales se adapta a las necesidades de los consumidores será más fácil evitar posibles fraudes en los productos ibéricos derivados del cerdo.