Se trata de cuatro modelos que cumplen completamente con los máximos requerimientos europeos y con los que Castilla-La Mancha se situará a la vanguardia internacional en la atención de las urgencias y con la concurrencia de medios aéreos, según apunta la Junta en nota de prensa.

Desde su puesta en marcha en 2001, el ha realizado cerca de 22.000 avisos, permitiendo prestar una asistencia sanitaria inmediata y actuar en distintos puntos de la comunidad para proporcionar a todos los ciudadanos atención sanitaria de urgencia en igualdad de condiciones, con independencia del lugar en el que residan.

Castilla-La Mancha es, asimismo, la primera y, hasta el momento, única región no insular en contar con misiones nocturnas con helicópteros sanitarios. Las especiales características de la comunidad —dificultad orográfica, largas distancias y baja densidad de población—, convierten a los helicópteros sanitarios en los dispositivos más eficaces para la atención de las emergencias en Castilla-La Mancha.