Así lo ha manifestado a preguntas de los medios el portavoz de ATA en Castilla-La Mancha, , en rueda de prensa junto al director de Mutua Universal en la Zona 5 de Castilla-La Mancha, , para presentar el informe de siniestralidad laboral en los autónomos de región, elaborado por ambas entidades.

Perea ha señalado a aquellos autónomos a los que no le salen bien las cosas no pueden ir “con el cartel de arruinados toda la vida” y por ello reclaman medidas con las que puedan “aplazar y negociar” sus pagos pendientes con la Seguridad Social y con el .

Asimismo, aboga por continuar ampliando la tarifa plana para autónomos o el aumento de la base de cotización de las pensiones de este colectivo en base a sus ingresos.

SINIESTRALIDAD LABORAL

Según este informe de ATA y Mutua Universal, en la Comunidad Autónoma se produjeron 1.032 accidentes laborales, de los cuales uno de ellos fue mortal en la provincia de Cuenca, 1.004 leves y 27 graves, de los que 15 están relacionados con el sector de la agricultura.

El número total de autónomos inscritos en contingencias profesionales (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales) ascendió a 35.059 en la región, lo que representa un 23,7 por ciento del total del colectivo —148.032 autónomos al cierre de 2017—, esto es, que “únicamente uno de cada cuatro autónomos tiene cubiertas las contingencias comunes”.

Por tramo de edad, el 59,4 por ciento de los autónomos accidentados tiene una edad entre 35 y 54 años, por encima de los trabajadores asalariados de su misma edad (56,2 por ciento).

Respecto a la mujer autónoma, su siniestralidad es menor que la de los varones ya que sufrieron 128 accidentes de trabajo frente a los 904 de los autónomos varones, lo que representa un 12,4 por ciento del total. En comparación con el número de accidentes en mujeres a nivel nacional, las castellano-manchegas autónomas tienen menos accidentes, pero sufren más accidentes que los varones a partir de los 55 años.

En términos generales, el autónomo de Castilla-La Mancha que tiene un accidente laboral es un varón mayor de 35 años, procedente del sector de la industria y lo sufre por esguince, torcedura o distensión muscular en pierna o espalda entre las 10.00 y 12.00 horas.

DECÁLOGO DE MEDIDAS

Frente a los datos de este informe, ATA y Mutua Universal recomiendan fomentar la cultura preventiva con acciones en materia de formación de carácter gratuito; implementar herramientas de autodiagnóstico y autoprevención que permitan a los autónomos realizar su propia evaluación de riesgos y difundir la herramienta pública ‘Prevención 10’ ‘autoevalua-t’.

También piden aumentar la formación en riesgos laborales, ya que al no cotizar por formación no pueden obtener bonificaciones para este ámbito y mejorar el sistema de incentivos de ‘bonus-malus’, que permite reducciones en las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que reduzcan su siniestralidad laboral, reduciendo cargas administrativas y agilizando plazos.

Asimismo abogan por desarrollar la nueva , implementar campañas informativas y formativas en el ámbito de la subcontratación, en la coordinación de actividades empresariales y sobre los nuevos riesgos emergentes psicosociales o favorecer la Prevención de Riesgos Labores en los Trabajos Autónomos Económicamente Dependientes (TRADES) impulsando fórmulas que permitan compartir con el cliente los gastos derivados de la gestión de prevención.