Las Casas Colgadas se iluminarán de azul la noche del 19 al 20 de junio para conmemorar el Día Mundial del Refugiado. Una iniciativa de la para los Refugiados (ACNUR) en solidaridad con todas aquellas familias que se han visto obligadas a huir de sus hogares por la guerra o la persecución, poniendo en valor su fuerza y perseverancia.

En torno a 70 millones de personas se encuentran desplazados a la fuerza según los datos de ACNUR, que trabaja para proporcionarles protección legal y garantizar que encuentren asilo.

Numerosas ciudades españolas se han ido sumando en los últimos años a esta iniciativa, siguiendo el ejemplo de iconos a nivel mundial como el Empire State Building de o la Torre Eiffel de .

Sensibilizar a la población acerca de la situación de las personas refugiadas y sus necesidades es el objetivo de esta simbólica actuación.