Así, Mariscal ha recordado que la sentencia señalaba que el acceso a este registro “no debe ser enteramente libre, sino con determinados controles vinculados al derecho a la intimidad”. Por ello, para poder obtener soporte documental del registro es “preciso solicitar la autorización del alcalde”, ha informado el Consistorio en una nota de prensa.

El decreto rubricado establece que cualquier concejal podrá acceder en la Secretaría General, debiendo solicitar, si así lo desea, copia de los documentos al alcalde, debiendo mantener el deber de reserva y confidencialidad que deriva del contenido del artículo 16.3 del Reglamento de Organización y Funcionamiento y , (ROF), sin utilización de datos personales para fines distintos de los permitidos, con las consecuencias de puedan derivarse de una utilización indebida de dicha información.

“Dicho derecho de acceso debe ser interpretado con racionalidad y proporcionalidad, estableciendo determinados controles vinculados con la posible afectación del derecho a la intimidad, y así, dicho acceso en sede electrónica debe ser llevado en todo momento en las Dependencias Municipales”, ha manifestado el primer edil.

Además, la sentencia establece que “no significa que se tenga derecho para obtener copias, vía impresora, de manera indiscriminada y sin control alguno”. “Si se quiere obtener soporte documental es preciso obtener la correspondiente autorización del alcalde”, ha recordado Mariscal que dicta la sentencia.

Durante estos meses, el Área de Informática del Ayuntamiento ha realizado los cambios oportunos en la aplicación informática del registro para dar cumplimiento a lo dispuesto en la sentencia.