El equipo de está “firmemente comprometido con la construcción de la nueva Comisaría provincial de Policía Nacional, demandada unánimemente por la ciudad”. Con la fórmula elegida de la permuta se agiliza y abarata la construcción de una infraestructura que se lleva prometiendo a Cuenca desde hace más de trece años y para la que ya se cedió una parcela municipal en la legislatura 2007-2011.

Con el convenio, el Ayuntamiento recupera una inversión de 2,1 millones de euros y se aprovechan unas obras realizadas, inicialmente destinadas a sedes de los sindicatos UGT Y CCOO, para las que no hay uso previsto ni presupuesto una vez que en 2014 caducó el convenio con el entonces , según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Mediante el convenio de colaboración se cede a la Secretaría de Estado de Seguridad, terrenos y las obras ejecutadas de los dos edificios inacabados de la Ronda Oeste a cambio del actual inmueble que ocupa la comisaría provincial de Policía Nacional en la calle Astrana y la reversión al Ayuntamiento de la parcela cedida.

Tras numerosas reuniones, trabajos e intercambio de documentación a lo largo de la legislatura, el Ayuntamiento señala que se firmó un protocolo el 16 de abril de 2017 con el entonces secretario de Estado de Seguridad, , que contempla la citada permuta de los edificios, beneficiosa para ambas administraciones.

Durante este tiempo, el Consistorio apunta que se ha cumplido con todos los trámites e indicaciones dadas desde la Secretaría de Estado de Seguridad para que la nueva Comisaría demandada por todos sea una realidad lo antes posible. El pleno municipal aprobó el pasado mes de octubre y por unanimidad la desafectación de los edificios en obras de los sindicatos para cederlos al Ministerio de Interior mediante el procedimiento de permuta.

El importe estimado del proyecto de obras es de 5 millones de euros, aprovechando la inversión que hizo el Ayuntamiento de 2,1 millones de euros en las legislaturas pasadas; cuenta con todos los informes favorables, tanto del Ayuntamiento como de la y recoge unas instalaciones con 3.321 metros cuadrados construidos en superficie, más otros 1.000 metros cuadrados bajo rasante, en sótano, en total 4.331 metros cuadrados adaptados a las nuevas necesidades del Cuerpo Nacional de Policía en Cuenca, contando con nuevas tecnologías y una mejor gestión de la seguridad.