El edil ha explicado que ahora el servicio está ajustado al contrato que firmó el anterior alcalde del PSOE y que no cumplían porque, como señaló la propia Gómez Del Moral, “había un pacto no escrito para que se hicieran más kilómetros y horas a cambio de no exigir las mejoras del contrato, sin saber cómo se iban a pagar, lo que derivó en una situación de déficit anual de la concesión”.

El concejal ha indicado que “ahora el servicio ya no genera déficit porque se cumple lo establecido en el contrato”, según ha informado el Ayuntamiento de Cuenca en una nota de prensa.

García ha recordado que el contrato es “malo”, tiene 514.586 kilómetros de red comercial, 14.192 de línea turística, con 38.689 y 743 horas respectivamente y los socialistas “no exigieron las mejoras a la empresa”, cosa que el actual equipo de Gobierno “sí ha hecho”, gracias a lo que se han incorporado “autobuses nuevos y la línea turística se realiza con el tren turístico que tiene usuarios, mientras que en la etapa socialista nadie usaba el autobús turístico”.

El concejal ha informado además de que se ha registrado un incremento en el número de viajeros en los meses de enero a abril de este año, con 353.003 viajeros siendo un 2,7 por ciento superior a lo registrado en el mismo periodo de 2017, cuando fueron 343.242 las personas que utilizaron los autobuses urbanos.