El Ayuntamiento de Cuenca ha comenzado el arreglo de las losas de piedra levantadas en la Plaza Mayor y Obispo Valero, cumpliéndose así con el primero de los compromisos alcanzados entre el equipo de Gobierno y Ciudadanos para que los ediles de la formación naranja apoyaran los presupuestos de 2018.

La portavoz de Cs en el Consistorio, , ha subrayado que, “aunque pueda parecer cosa menor, las losas y adoquines de la Plaza Mayor llevan levantados varios años, comprometiendo así la seguridad de los transeúntes, sin que el equipo de Gobierno haya procedido a su arreglo o a instarlo a la empresa del gas que, según algunas fuentes, podría ser la responsable de los desperfectos”.

Amores ha señalado que, “a pesar del poco margen de maniobra con el que cuentan en la oposición, la política útil de Ciudadanos en el Consistorio da sus frutos”, y en este sentido ha recordado otros logros incluidos en los acuerdos de investidura o de presupuestos de 2017, como la reducción en un 25% en la asignación económica a los grupos políticos, la reducción de liberados, el incremento de la participación ciudadana con la modificación del ROM, o la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Consistorio, entre otros.

Desde la formación naranja se ha agradecido al equipo de Gobierno la voluntad para cumplir con el primero de los acuerdos; y esperan que, una vez acometida la actuación de forma subsidiaria para garantizar la seguridad, se repercuta su coste a la empresa responsable, si así finalmente lo determinan los técnicos.

Desde Ciudadanos esperan también del equipo de Gobierno la misma diligencia para cumplir con el resto de compromisos. En este sentido, Amores ha recordado que los acuerdos de presupuestos para 2018 incluyen una serie de propuestas que redundarán en la mejora de los barrios (pavimentación, asfaltado, mobiliario urbano,…); el arreglo de las áreas infantiles, las fuentes públicas y los parques y jardines; la firma del protocolo entre el Ayuntamiento y la Junta de Comunidades para la construcción del ascensor de la plaza de Ronda; o una bajada del tipo impositivo del IBI del 0,62 al 0,60%, entre otras cuestiones.