En concreto, será visible en la , de Arte Abstracto Español, las iglesias de San Andrés y y de la Semana Santa de Cuenca, en un conjunto artístico que hace alusión a la espiritualidad de la ciudad a través de una selección de dieciséis obras de Viola.

En el acto han intervenido diferentes autoridades políticas, civiles y culturales como el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cuenca, Julián Huete; el director de museos y exposiciones de la , ; la comisaria de la exposición, ; y el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, , que ha sido el encargado de inaugurarla.

Huete ha querido antes que nada, disculpar la ausencia del alcalde por encontrarse en con el grupo de de la Humanidad así como destacar la decisión del Ayuntamiento de albergar la exposición. “Desde el Ayuntamiento de Cuenca hemos abierto las puertas sin dudar, de esos espacios imprescindibles para ser el marco ideal que el artista ha considerado que deben albergar su obra” ha afirmado.

Perov, en representación del artista Bill Viola, que no ha podido asistir por encontrarse en , se ha referido a Cuenca como un espacio mágico y misterioso de luz y agua que se muestra “perfecto para esta muestra artística”. “Éste es sin duda el lugar idóneo para una exposición como vía mística, basada en imágenes ralentizadas que se mueven al ritmo adecuado para la contemplación y la reflexión”.

Por último, García-Page, ha querido dar su apoyo a la de la cual considera que “está demostrando una fuerza extraordinaria en el conjunto de la región a pesar de las muchas zancadillas que unos y otros han querido poner a la vinculación y a la inversión de la Comunidad Autónoma en la actividad cultural”. Para el presidente castellano-manchego hay que considerar la cultura como una inversión y ha afirmado que el conjunto de las exposiciones de la región, van a traer a Castilla-La Mancha medio millón de visitantes.

Pero según ha declarado, aunque esto mueve la economía, hay gente que lo ve como un gasto innecesario. “La cultura cuesta mucho dinero. El millón 200 mil euros que vale esta exposición seguramente para algunos resulta difícil de entender, porque con eso se hacen colegios y hospitales, pero también tenemos un deber moral de promover la cultura”.

García-Page ha ratificado su compromiso con la cultura en la ciudad de Cuenca. “Tengo el compromiso firme de proponer tres grandes eventos para los próximos años que hagan permanente la estrategia de sostenibilidad y de impulso económico de Cuenca como centro cultural turístico y económico”.

Para ello, el presidente ha afirmado que todos tiene que remar en la misma dirección para hacer de Cuenca una de las mejores tarjetas de presentación en España y en el mundo. “No vamos a parar hasta hacer a Cuenca una ciudad muy de moda y todos tenemos que remar en la misma dirección para que Cuenca sea una ciudad muy rentable para Castilla-La Mancha”.