“Han transcurrido más de ocho meses desde que entró el nuevo equipo de y la situación del servicio de Bomberos y de sus trabajadores no ha hecho más que empeorar y deteriorarse a pasos agigantados”, he denunciado el presidente del comité de empresa, , según ha informado CCOO en nota de prensa.

En paralelo, “las continuas muestras de desprecio” de González Mena hacia la representación sindical y los órganos de representación de los trabajadores no hacen sino incrementar el malestar del colectivo, que ha exigido “decisiones políticas inmediatas ante la falta de voluntad y capacidad de este diputado para abordar las reivindicaciones del colectivo, solucionar los problemas y mejorar el servicio público esencial que tiene encomendado”.

“La falta diálogo con la representación sindical, la toma unilateral de decisiones que afectan a las condiciones laborales de la plantilla sin consulta y negociación en las comisiones competentes, así como los reiterados intentos de negociar al margen del comité, ponen de manifiesto el penoso perfil político del diputado responsable del servicio y su nula voluntad de solucionar los problemas que arrastramos”, ha señalado Polo.

“En su día, cuando se encontraba en la oposición, González Mena consideraba que era de justicia social y laboral atender nuestras reivindicaciones y propuestas. Pero, una vez en el Gobierno, está incumpliendo todos sus compromisos, tales como el inicio del proceso de funcionarización, la adecuación y planificación de acciones formativas o la puesta en marcha de las medidas de seguridad y salud laboral y de condiciones sociales acordes a las de los trabajadores y trabajadoras de Diputación”, ha añadido el presidente del comité de empresa.

Polo ha advertido de que “también se están incumpliendo normativas sobre registro horario, entrega de ropa de trabajo, falta de equipos de trabajo y de medidas de prevención, a pesar de la esperpéntica foto de presentación realizada por el diputado responsable y el jefe de servicio en el Salón del Palacio en solitario y que no ha llegado a ningún trabajador”.

“A esto se añade la suscripción de acuerdos, con sus dotaciones económicas, con otros servicios de bomberos fuera de nuestra provincia, sin darnos traslado ni informarnos de cómo afectarán a nuestro actual sistema de trabajo y cómo quedará organizado”, ha añadido.

“El señor González Mena debe entender que lo prioritario es normalizar y adecuar el servicio del cual es directamente responsable. Un servicio que sigue rigiéndose en sus condiciones laborales por un convenio colectivo vencido desde el año 2015; que se sigue prestando en condiciones de inseguridad tanto para la ciudadanía como para los bomberos; y que está al cargo de un diputado que ni dialoga ni negocia ni da la cara. Que busca refugio en supuestos informes jurídicos que no presenta y que, en vez de esforzarse para mejorar el servicio de bomberos de la Diputación de Cuenca, firma acuerdos para potenciar los de otras administraciones”, ha concluido.