A este acto ha asistido la viceconsejera de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia, , quien ha indicado que en Castilla-La Mancha son más de 380.000 personas las que viven con más de 65 años y a las que se pretende dar una respuesta para que sean activas y proactivas a través de los programas de envejecimiento activo.

Saavedra ha añadido que “estos programas además ayudan a generar empleo en el medio rural lo que, sin duda, contribuye a luchar contra la despoblación en una provincia como la de Cuenca”.

El encuentro ha contado además con el presidente de ACESCAM, Jose Manuel Llario; el presidente de la Diputación de Cuenca, ; la delegada de la Junta en Cuenca, ; la directora general de Mayores, ; y la delegada provincial de Bienestar Social en Cuenca, .

ACESCAM presta servicio a 7.000 usuarios y da trabajo a 3.200 personas a través de 72 centros que gestiona dentro de la Red Pública de recursos para mayores en Castilla-La Mancha. En el catálogo de servicios que ofrece está la atención residencial, el servicio de estancias diurnas, la ayuda a domicilio o los programas de autonomía personal (SEPAP).