Desde UPyD Cuenca esperamos que los responsables políticos en Sanidad de la Provincia de Cuenca y de nuestra CCAA, rebatan, aclaren o clarifiquen para que fin son tomadas las medidas incluidas en este escrito y que fundamento tienen las situaciones y escenarios creados que minoran la capacidad de atención a pacientes eliminando garantías y tratamientos médicos y obstruyendo o colapsando servicios.

Esta carta ha sido recibida por  J uan , miembro de  UPyD  Cuenca y  de  la Ejecutiva  Regional   de  UPyD  en Castilla la Mancha .

Hemos  preferido remitirla íntegramente para respetar la redacción del autor para que nuestra consideración política no empañe su contenido. Son los propios los profesionales de la materia los más autorizados para contarnos la realidad sin tintes ideológicos ni partidistas.

Si existen mas datos u otras versiones estamos abiertos a su conocimiento y difusión.  

Es la primera de las misivas que se recibe como el interesado hace constar en su final, por lo que contamos con sucesivos escritos que haremos llegar a la opinión pública.  

Gracias a Juan José  del Río Ignacio (Patólogo del )  

CARTILLA SANITARIA

Carta a (UPyD Cuenca)  

Estimado Sr. Buedo:

Comienzo disculpándome por la tardanza de éste escrito. Cosas del trabajo…  

Quisiera describir de forma cronológica, los cambios y actuaciones que venimos “sufriendo” en nuestro desde la llegada del ínclito nuevo Director Gerente con instrucciones claras desde la Consejería de Sanidad del . Estas órdenes, enmarcadas muchas de ellas en la Ley 1/2012 y las instrucciones que la desarrollan, abarcan decisiones en el ámbito organizativo y de recursos humanos y materiales que van mucho más allá de de un mero “ajuste” sin afectación de la calidad asistencial. Naturalmente éste es el mensaje oficial. No quiero extenderme más y comienzo con los datos:  

  1. El aumento de la jornada laboral implica, de manera directa, la disminución de la plantilla de los profesionales sanitarios exclusivamente (Médicos, Enfermeros/as, y Técnicos Auxiliares y Especialistas), despidiéndose, al término de contratos, muchos de dichos profesionales. Ello, como es lógico, afecta directamente a la calidad asistencial dado que la redistribución del trabajo implica mayor carga laboral en cada uno de dichos profesionales.

  2. Cierre de planta de hospitalización, disolviendo de “facto” la ubicada en dicha planta, aduciendo que “en un hospital de agudos, la corta estancia debe ser el objetivo de todas las unidades”, desvelando con ello la ignorancia supina o la desfachatez más vergonzante de nuestro Gerente. La razón de dicho cierre, en su opinión, se debe a que el índice de ocupación del Hospital, permite dicha medida. Lo cierto es que dicha medida ha provocado que, en éstos momentos, existe una media de 17 habitaciones con triple cama, cuando fueron dimensionadas para un máximo de dos. Esta situación vulnera no sólo el derecho a la intimidad y secreto profesional sino que impide un correcto desarrollo de la actividad médica y de enfermería, poniendo en peligro la posibilidad de recurrir a métodos de emergencia ya que no es posible ubicar correctamente los “carros de parada cardiaca”. Imagínese una habitación con tres camas, a las 4 de la mañana, con una emergencia en uno de los pacientes, sin que se le pueda atender adecuadamente. ¿A quién habría de culpar entonces?

  3. Como seguramente sabrá, éste Hospital ha tenido últimamente y sigue teniendo, problemas de desabastecimiento de fármacos de primera línea, incluyendo fármacos oncológicos, debido a la falta de pago a determinadas empresas farmacéuticas. En éste sentido los Sindicatos Médicos tuvimos que poner en conocimiento de la prensa no hace mucho dicha eventualidad, consiguiendo que la Gerencia se pusiera “las pilas”, teniendo en cuenta que dicho desabastecimiento sólo ocurría en ésta Área Sanitaria, de toda Castilla La Mancha. Actualmente sigue habiendo problemas con reservas escasas al borde del desabastecimiento.

  4. Se han disminuido los refuerzos de personal de Urgencias, sobrecargando al personal de la misma, poniendo en riesgo la salud de los pacientes.

  5. Inexistencia de interlocución con los representantes de los trabajadores y de la Junta de Personal, órgano colegiado creado precisamente creado para ello.

  6. Disminución de la cartera de servicios del Servicio de , obligando a los pacientes de cáncer de Tiroides susceptibles de necesitar dicho servicio a acudir a otras unidades de nuestra región, causando mayor incertidumbre y dolor a pacientes y familiares, además de desconectar al equipo médico que propició su diagnóstico, con el que llevará su tratamiento, amén del seguimiento de dicho paciente.

A continuación le expongo las AMENAZAS que pesan sobre el propio Hospital y su cartera de servicios, así como del Área Sanitaria de Cuenca en virtud de datos recogidos en los Servicios Centrales de manera confidencial pero que se empiezan a cumplir:

  • · Pérdida de especialidades quirúrgicas: Cirugía Vascular y Cirugía Maxilo-facial
  • · Pérdida en todo o en parte de la cartera de servicios de , Radiodiagnóstico y Anatomía Patológica
  • · Cierre de varias plantas de hospitalización adicionales a la ya cerrada.
  • · Pérdida de las zonas básicas de Sisante, San Clemente, Casasimarro y de Iniesta que pasarán a depender de los Hospitales “condenados” a la gestión privada.
  • · Pérdida de la zona de Tarancón que puede pasar a depender del Hospital del Suroeste de Madrid.

Todo ello va encaminado a desmantelar nuestro Hospital y adelgazar el Área Sanitaria con el objeto de hacerla desaparecer. Según parece existe el plan de reorganizar la Comunidad en 3 ó 4 Áreas Sanitarias regidas por Hospitales de gestión directa rodeados por Hospitales de gestión indirecta en manos de empresas privadas con ánimo de lucro. Naturalmente, los Hospitales de gestión pública tendrán que admitir a los pacientes más “costosos” que, con excusas más o menos válidas, serán trasladados desde los de gestión indirecta. Esa es la clave.

Con ello, Cuenca, se convertiría en la primera Capital que se queda sin . Además hay que tener en cuenta que el desmantelamiento de la primera “empresa” de la Ciudad conlleva el hundimiento comercial y social de la misma. Cuenca volvería al ostracismo.

Seguramente me dejo cosas en el tintero pero valga de anticipo. Me pongo a su disposición y le ruego que, en una próxima plataforma cívica, con vocación de aunar esfuerzos, podamos contar con su colaboración. Agradezco su atención y cuantas acciones pudiera acometer en defensa de Cuenca y sus potencialidades. Atentamente,

Juan Jesús del Río Ignacio (D.N.I. 31.605.046X)

Patólogo del Hospital Virgen de la Luz

CUENCA