El auto, recogido por Europa Press, indica además que Galiano deberá certificar oficialmente su condición de aforada en el momento actual, y una vez verificado deberán realizarse los trámites legalmente previstos mediante la elevación de la correspondiente exposición razonada.

El actual alcalde de la localidad, , ha explicado a Europa Press que este proceso nace de la adjudicación de una obra realizada en el año 2010 —bajo mandato de Galiano— relativa a la mejora de parte del alumbrado público para ganar en eficiencia energética.

Esa adjudicación, según su relato, “no siguió el procedimiento establecido”, y fue certificada por un técnico, tras lo que la entonces alcaldesa “firmó el pago”, que cifra en unos 115.000 euros. Esta actuación, recuerda, derivó la percepción de una subvención de cerca de 50.000 euros. En su opinión, estos hechos podrían suponer delitos de “falsedad documental, malversación y prevaricación”.

Ha apuntado que fue su equipo de Gobierno al llegar al Ayuntamiento quien pide que se inicien estas investigaciones que terminaron con el sobreseimiento de la causa contra Galiano. “Ahora la Audiencia nos da la razón y dice que no se puede sobreseer el caso”, ha subrayado.