En declaraciones a los medios de comunicación en Cuenca, Catalá ha recordado que el procedimiento de la euroorden es “puramente judicial”, es decir, que a diferencia de los procesos de extradición los gobiernos no intervienen.

Y al ser una “petición de juez a juez en la que participan también los fiscales”, el ministro ha remarcado que, “como siempre”, el Ejecutivo de Mariano Rajoy la respeta y la acata.

La Cámara del Consejo —el tribunal belga de primera instancia— ha rechazado las entregas de los tres exconsejeros porque la euroorden emitida por el juez del que instruye la causa del ‘procés’, , se basa en el mandato de arresto nacional emitido por la magistrada de la , por lo que los cargos entre una orden y otra no coinciden.

El ministro ha recordado que “si los tribunales españoles consideran que se puede subsanar el error de forma” de las euroordenes que el tribunal belga ha tomado en consideración, “lo pondrán en conocimiento” de la Justicia belga. “Si no, es una decisión judicial y hay que acatarla”, ha añadido.