El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca ha resuelto el sobreseimiento de la causa por posible prevaricación administrativa por el acuerdo de la Junta de de enero de 2011 —última etapa del ‘popular’ en la Alcaldía y con el actual primer edil, , como concejal de Medio Ambiente— en el que se racionalizaban las retribuciones por servicios extraordinarios a los agentes y se adaptaba el nuevo organigrama de la de Cuenca, auto que es firme desde el pasado 8 de junio, tal y como ha dado a conocer en nota de prensa el PP conquense.

Según aseguran los ‘populares’, estas diligencias previas arrancan tras el procedimiento ordinario interpuesto por el socialista contra el Ayuntamiento por esta decisión de la Junta de Gobierno Local. Según explica el auto “se pone de manifiesto el intento de encajar dicho Acuerdo en el régimen legal en materia de personal, lo que ya evidencia la actuación de la Junta de Gobierno Local de intentar respetar la Ley” por lo que no cabe apreciar dolo o ánimo subjetivo de actuar a sabiendas pese a existir un informe desfavorable de la interventora a esta decisión.

En conclusión, se indica que el Juzgado no debe practicar diligencia alguna para la instrucción de los hechos, y debe por ello archivarse las diligencias, ya que no existen indicios racionales que justifiquen la perpetración del delito leve que ha dado origen a la causa.

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha manifestado que la instrucción ha puesto de manifiesto que el denunciante y actual secretario local del PSOE de Cuenca, Ramón Pérez Tornero, “ha buscado la imputación a toda costa de los miembros de la Junta de Gobierno Local que aprobaron ese el anexo del Acuerdo Marco”, entre ellos su propia persona.