A raíz de la celebración de las primeras elecciones a delegado de personal, la empresa ha prescindido de dos trabajadoras por exigir el cumplimiento de sus derechos laborales.

La dirección de los Centros en Cuenca se niega a respetar los derechos laborales contemplados en el Convenio del Sector. CCOO iniciará medidas legales al respecto.

Cuenca, 19 de febrero de 2015. El pasado mes de octubre se celebraron las primeras elecciones a delegados de personal en los centros de protección a menores de Cuenca que gestiona la empresa Colabora a través de fondos públicos.

Con estas elecciones, iniciadas por CCOO a raíz de numerosas quejas que las y los trabajadores de estos centros habían manifestado, se pretendía parar los abusos patronales cometidos por parte de la dirección de los mismos y acabar con la indefensión que sufrían los empleados frente a la empresa.

La comprobó desde el primer momento que las condiciones laborales en las que desarrollan su trabajo estos trabajadores no cumplían los requisitos legales mínimos, ni mucho menos los más adecuados para el desempeño de tareas tan delicadas como las de protección a menores: contrataciones irregulares, inexistencia de calendario laboral, excesos de jornadas, impago de conceptos salariales, denegaciones sistemáticas de permisos y vacaciones, etc.

Sin embargo, y a pesar de la voluntad negociadora de la representación de los trabajadores, CCOO consideramos que la Dirección de los Centros Colabora en Cuenca ha seguido manteniendo una actitud intransigente y autoritaria, negándose todavía hoy a aplicar adecuadamente las exigencias recogidas en el Convenio Colectivo Estatal, obligatorio para todas las empresas del sector.

Consideramos, además, inadmisible la extinción de contrato de dos de las trabajadoras más activas en la defensa de los derechos de sus compañeros. Entendemos que el despido ilegal de la última trabajadora, producido esta misma semana, responde claramente a una estrategia para atemorizar al resto de la plantilla y silenciar sus reivindicaciones, dado que se produce tras haber reclamado a la empresa una serie de derechos contemplados en convenio y haber mostrado su apoyo a la representación de los trabajadores en el centro de trabajo.

Es por ello que CCOO exigimos la readmisión inmediata de dicha trabajadora y advertimos que llevaremos a cabo todas las acciones legales necesarias para que sus derechos, así como el del resto de compañeros dejen de vulnerarse en los centros de Cuenca de la empresa Colabora.

De la misma manera, solicitamos al Gobierno regional que también exija a esta empresa el cumplimiento de las normas legales y laborales. Al ser la Junta de Comunidades la máxima responsable de la financiación de estos centros debe garantizar que su funcionamiento sea el más adecuado para los trabajadores y la protección de los menores atendidos en ellos.

Por último, lamentamos profundamente el apoyo que la organización Intersindical STE/STA ha ofrecido a la Dirección de la Empresa frente a las reivindicaciones de los trabajadores. Debemos recordar que los dos miembros de la dirección de la empresa en Cuenca han sido respaldados y asesorados por Intersindical STE/STA durante todo el proceso de elección a delegados, por lo que pedimos a esta organización que recapacite en este caso y se ponga del lado de los trabajadores en la defensa de sus derechos.