La Confederación de Empresarios de Cuenca destaca que son los costes asociados a la vivienda como electricidad, gas y otros combustibles y los vinculados al transporte como la gasolina o el diésel los que están encareciendo el coste de empresas y familias en la provincia de Cuenca.

Esta es la conclusión que ha sacado CEOE CEPYME Cuenca tras el análisis del IPC que ha publicado el y que refleja un aumento de este indicador en la provincia del 2,6% durante el último año.

En este sentido, la Confederación de Empresarios de Cuenca analiza que desde septiembre del año pasado al de 2018 el coste de la vivienda se ha encarecido en un 8,1% mientras que el del transporte lo ha hecho en un 5,3%, teniendo una incidencia directa en empresas y familias.

Por todo ello, CEOE CEPYME Cuenca sí quiere señalar que las empresas de la provincia no tienen ninguna responsabilidad directa en el coste de estos elementos, más bien al revés, el incremento de estos precios reduce su margen y resta posibilidades de consumo.

En este sentido, otros productos como los precios del vestido y calzado o productos para el mantenimiento del hogar o el ocio y la cultura, han reducido sus precios en los que va de año.

De ahí que de enero a septiembre de 2018 el IPC en la provincia de Cuenca registre un aumento del 0,6%, dos puntos por debajo de lo que se señala en el último año en este indicador.

Septiembre

En cuanto al mes de septiembre, CEOE CEPYME Cuenca señala que el Índice de Precios al Consumo se ha incrementado en 0,4% en el último mes porque a estas subidas de transporte y vivienda no se ha unido la contención de vestido y calzado que también suben sus precios una vez finalizada la temporada de rebajas.