Este programa de orientación laboral, que finalizará su actividad en agosto, está impulsado por la Real, , y el Ayuntamiento de la ciudad. Para ello, cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, dentro del programa operativo POISES, ha informado el Ayuntamiento de Cuenca en nota de prensa.

La II Lanzadera de Empleo de Cuenca está integrada por 20 personas en paro o desempleo (15 mujeres y 5 hombres), con edades comprendidas entre los 31 y los 58 años, y con diversos perfiles formativos: sin estudios, ESO, Formación Profesional, Bachillerato y estudios universitarios.

es la técnico de Fundación Santa María la Real que ha realizado el proceso de selección y la encargada de gestionar la lanzadera durante los próximos cinco meses. Explica que es un grupo “heterogéneo, con experiencias muy variopintas, cuya labor ahora es convertirse en un equipo y compartir un mismo objetivo: ayudarse mutuamente para mejorar sus habilidades profesionales, emprender una búsqueda de trabajo más profesional, proactiva y coordinada, para contar con nuevas oportunidades laborales”.

“Buscan encontrar trabajo por primera vez, volver al mercado laboral tras años en desempleo, dar un giro a su trayectoria profesional y cambiar de sector, o incluso poner en marcha su propio negocio. En cualquier caso, todos quieren mejorar su empleabilidad, reforzar sus competencias especialmente las digitales, además de ampliar las redes de contacto y llegar mejor al tejido empresarial”, especifica Dolores.

A partir de ahora y durante los próximos cinco meses, se reunirán varios días a la semana en locales cedidos gratuitamente por el Ayuntamiento. Realizarán diversas actividades para optimizar su búsqueda de trabajo: talleres de autoconocimiento e inteligencia emocional para aprender a hacer un plan de búsqueda de trabajo y enfocar su objetivo; actualización y modernización de currículos; simulaciones de entrevistas de trabajo y procesos de selección grupal.

Además, aprenderán nuevas técnicas de comunicación, marketing y marca personal; elaborarán un mapa de empleabilidad, realizarán visitas a empresas y organizarán encuentros con reclutadores para lograr su inserción laboral.

“Tenemos evidencia de que la metodología desarrollada por Fundación Santa María la Real funciona. Una persona que entra a una lanzadera sale muy distinta, con un crecimiento personal y profesional, y conocimiento nuevas técnicas, que le aportan mayor seguridad y confianza. Los resultados tanto cuantitativos como cualitativos nos motivan a seguir apostando por este proyecto de mejora de la empleabilidad”, destaca el director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, .