En declaraciones a los medios de comunicación posteriores a su participación en el acto del 194 aniversario de la creación de la Policía Nacional, Laguna ha insistido en que se trata de un “logro histórico que se llevaba persiguiendo hace muchas décadas” y en que ya “parece que se ve la luz al final del túnel y se va a conseguir”.

A lo largo de su alocución en el transcurso de la ceremonia y tras subrayar que la española es “la primera policía del mundo”, Laguna ha reivindicado para los agentes “un salario justo, sobre todo en comparación con aquellos cuerpos que han traicionado su juramento”.

“Durante los años lacerantes del terrorismo, en los que se enterraba en silencio y abandono a los muertos, los policías, guardias civiles y miembros de las Fuerzas Armadas aguantamos y callamos”, ha espetado para, a continuación, “honrar a todos los policías pasados, presentes y futuros de la primera policía del mundo”.

El acto, en el que se han entregado ocho condecoraciones, ha estado presidido por la subdelegada del Gobierno en Cuenca, , quien ha agradecido su trabajo a los miembros del Cuerpo Nacional de Policía pero también a todo el personal que, ha matizado, “con su esfuerzo, entrega y dedicación, contribuye al mantenimiento de la seguridad y la protección de nuestros derechos”, al tiempo que ha valorado su “sentimiento de lealtad y el compromiso en la difícil tarea de velar por el cumplimiento de la legalidad y de los derechos más fundamentales de todos los conquenses”.

A lo largo de su historia, ha agregado, el actual Cuerpo Nacional de Policía ha “evolucionado” hasta convertirse en “pionero en las redes sociales, donde es el Cuerpo más seguido de todo el mundo”, caracterizándose por la “defensa de la legalidad vigente, de la Constitución y del ordenamiento jurídico” así como por el cumplimiento de funciones “preventivas, asistenciales o de participación ciudadana, además de la especialización en la investigación” o la lucha contra la criminalidad.

POR ENCIMA DE LA MEDIA

A este respecto, Lozano ha puntualizado que la provincia de Cuenca “disfruta de un nivel de seguridad muy por encima de la media nacional”, ya que, a falta de datos definitivos, en 2017 las cifras delincuenciales descendieron en torno a un 4 por ciento.

“Es para felicitarnos todos, pero no para levantar la guardia”, ha insistido para, a continuación, referirse como “único pero” al repunte de robos en trasteros, episodio que, gracias a la labor de la Policía Nacional, “fue esclarecido” con la detención del cabecilla de la banda, que ya está en prisión.