La sesión ha estado moderada por la secretaria general de , Petra Mahillo. El primero en intervenir ha sido el presidente de , , que ha reforzado el papel de las diputaciones y ha recordado el esfuerzo que tuvo que hacerse desde los gobiernos intermedios en el año 2012, cuando “desaparecieron los planes provinciales por falta de financiación” y la cooperación social se puso de manifiesto porque, en una Diputación como la de Salamanca, “no sólo la hemos mantenido sino que la hemos aumentado”.

Por otra parte, Iglesias ha lamentado que “estamos en una España que ha tenido que justificar” la necesidad de las diputaciones, cuando están estructuradas para “ayudar” a los ayuntamientos más pequeños y dotarles de un “marco de orientación” que facilite la prestación de servicios.

También ha aseverado que “con no demasiado dinero estamos llegando a los últimos rincones para responder al problema más inmediato”. Respecto a la desaparición de los planes provinciales, ha insistido en que “entendimos que en ese momento de crisis sucediera esto porque entre todos hicimos un esfuerzo ímprobo para hacer una gestión encomiable al servicio del interés general de los españoles”.

Sin embargo ha incidido en que si, en aquel momento, ese nivel administrativo contribuyó a la “estabilidad” y se ha mostrado capacidad para “dar la vuelta a la tortilla”, ahora deben ser compensados con la flexibilidad para poder gastar el dinero, “que no viene de , si no que procede de los impuestos de cada ciudadano”.

COOPERACIÓN LOCAL

El presidente de la Diputación de Cuenca, , ha aseverado que la cooperación local en las diputaciones es tan amplia “como las diputaciones mismas”. El presidente conquense ha señalado que el espíritu de la cooperación local se ve en la continuidad de la prestación de servicios, “a pesar de los recortes” y por ello ha reprochado el papel del que “se ha convencido de que podemos seguir” con la prestación de servicios y “no tienen intención” de cambiar la Ley para dar mayor flexibilidad a la financiación.

En un mensaje al Gobierno central, Prieto ha asegurado que “no va a encontrar mejores aliados que las diputaciones y las entidades locales” para luchar contra la despoblación, aunque ha advertido de que es necesaria la reactivación de fondos, para que los planes provinciales sean “más dinámicos y más vivos”.

Para el presidente de la Diputación de , , la cooperación con los municipios es la “razón de ser” de las diputaciones, puesto que lo hacen “a demanda de parte, es decir, de los alcaldes”. Reyes ha explicado que “la figura del Plan Provincial de Obras y Servicios supone un dinamismo económico que revierte en las pequeñas empresas de los municipios y ha hecho hincapié en que el Gobierno “no va a encontrar mejor gestión de su dinero que la que podamos realizar desde las diputaciones provinciales.

Así, las ha puesto como “buen ejemplo” para los gobiernos autonómicos porque “llegamos donde ellos no llegan”. Como conclusión, el presidente jienense ha insistido en que “merecemos gestionar más” y ha calificado como pena que el ministro de Hacienda, , “nos haya quitado la capacidad de gestionar los fondos FEDER”.

Por parte de la Junta de y ha intervenido el director general del Territorio y , , que ha señalado que el 82 por ciento del presupuesto del Gobierno que presiden se destina a Sanidad, Educación y Servicios Sociales donde la Castilla y León está “muy bien posicionada, según estudios independientes”.

Para González Gago, la capacidad de cooperación con las diputaciones provinciales se ve “dificultada” por las características territoriales de la región, lo que “marca” las políticas que se llevan a cabo y el destino de los recursos económicos.

El director general también se ha referido a las competencias impropias y ha señalado que “no es algo tan negativo”, ya que se perderían muchos servicios en pequeños pueblos si no dependieran de la gestión cercana del Alcalde y tuvieran que depender de la Comunidad Autónoma.

MUNICIPALISMO

Mientras, el secretario general de la Diputación de , , ha hablado de cómo gastan las diputaciones y ha defendido el papel del municipalismo. Para Fernández-Figueroa la tasa de reposición ha sido “un auténtico ERE encubierto”, que no ha permitido la “adaptación al siglo XXI” y ha desembocado en plantillas “envejecidas”.

Según sus palabras, hay que “pasar página” de los planes provinciales, ya que son algo “pasado de moda”, que no daba a las diputaciones valor añadido alguno, al ser “meros tramitadores de expedientes” de planes de obras y servicios.

Por eso, el representante hispalense ha abogado por cambiar esa dinámica, de modo que se superen las líneas de subvenciones que se repiten cada año, “las quieran los pueblos o las dejen de querer”. Igualmente, ha insistidos en que “hay que cambiar el pensamiento de la gente que aún cree que somos distribuidores de dinero a granel”.

Para Fernández-Figueroa, las diputaciones tienen “tres grandes frentes” abiertos. En primer lugar, una oportunidad “histórica” de convertirse en las “verdaderas consultoras de calidad” de los ayuntamientos. Por otro lado, la prestación de servicios supramunicipales y, finalmente, la asistencia técnica “en todos los ámbitos”.

Por ello ha concluido que “hay otra forma de hacer política provincial”, con una nueva dinámica de funcionamiento interno para que se “nos visualice de otra manera”.