El de Cooperación Internacional al Desarrollo de la Diputación de Cuenca, en el que están integrados ONGs, agentes sociales y partidos políticos con representación en la institución provincial, se ha reunido este lunes en el Salón de Plenos del Palacio Provincial, donde ha dado luz verde tanto a las bases como a la convocatoria de ayudas a la cooperación internacional al desarrollo para el presente ejercicio 2018, que se elevan a un total de 90.000 euros.

Bajo la Presidencia de y la Vicepresidencia de Francisco Javier Doménech, este órgano consultivo, con el que se da voz a las ONGs que trabajan en este ámbito, ha corroborado esta convocatoria en los mismos términos del pasado año, cuando, precisamente, se introdujeron algunas modificaciones con el fin de adaptarla a los objetivos de desarrollo sostenible aprobados por Naciones Unidas () en septiembre de 2015, marcando las prioridades y líneas de actuación de los proyectos de cooperación al desarrollo susceptibles de ser beneficiarios de estas ayudas.

En consecuencia, al igual que en 2017 y dentro de las prioridades geográficas, volverá a tenerse en cuenta a la hora de conceder estas ayudas que el país de destino de los proyectos de cooperación al desarrollo tengan como máximo un Índice de Desarrollo Humano ajustado por la Desigualdad (IDH+D) del 0,550, que se extraerá del último dato publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, además de poder valorar la situación de zonas o regiones especialmente deprimidas en vez de reducirse a tener en cuenta solo el país en general.

Las ONGs con presencia en nuestra provincia podrán optar un año más a alguna de las cuatro ayudas de 18.000 euros a proyectos de cooperación internacional al desarrollo y a una quinta de acción humanitaria y emergencia, con el mismo importe.

En total, 90.000 euros en ayudas con las que la Diputación, tal y como ha detallado Doménech, viene desarrollando una política de cooperación y solidaridad regida por los principios generales de defensa de los derechos humanos, la igualdad de género, la defensa de la paz, la sostenibilidad ambiental y, en general, aquellos valores que ayuden a construir un mundo más humano y más justo. En este sentido, no es de extrañar que el también diputado de Servicios Sociales haya agradecido la encomiable labor que desarrollan estas ONGs en favor de los derechos humanos y los más desfavorecidos en el mundo, además de valorar positivamente sus aportaciones y sugerencias en este órgano consultivo.

Otros puntos del orden del dia

Pero la reunión del al Desarrollo ha dado para más y, tras dar cuenta del informe sobre las subvenciones concedidas en 2016 y 2017, se ha aprobado la modificación del Reglamento del propio Consejo Provincial con el fin de adaptarlo a la normativa vigente en la actualidad, si bien los cambios no han sido de envergadura.

Asimismo, dentro del capítulo de ruegos y preguntas, entre otras cuestiones, se ha visto con buenos ojos la propuesta de Cáritas Diocesana de Cuenca de dar visibilidad a la importancia de esta convocatoria de ayudas dando a conocer, a través de una exposición, los proyectos de cooperación internacional al desarrollo que se han implementado por distintas partes del mundo gracias a este programa de ayudas de la Diputación conquense.

En la recta final de la reunión, se ha aprobado un manifiesto por la paz en Siria, después de siete años de guerra, y para todos los pueblos inmersos en conflictos armados. Y es que, desgraciadamente, 2017 se ha convertido en un año récord de desplazados forzosos en el mundo por conflictos bélicos con más de 65 millones de personas. Algo que pone de manifiesto cada vez más la importancia de la labor de las ONGs y organizaciones de voluntarios en estos territorios para aliviar el sufrimiento de estas personas, defender los derechos humanos y buscar la paz.

Por todo ello, el Consejo Provincial ha reiterado su apoyo decidido “a la búsqueda de la paz para Siria, para los sirios y para todos los pueblos inmersos en conflictos armados”.