Con esta capacitación, la entidad humanitaria ha querido responder a la demanda de profesionales que tiene el sector de la hostelería en la provincia, según ha informado Cruz Roja en nota de prensa.

El curso, que se ha realizado en colaboración con Natura Escuela de Hostelería y Turismo, se inició el pasado 12 de julio y durante el mismo los jóvenes han podido formarse, durante 290 horas, en la preparación y servicio de bebidas y comidas y en tareas de aprovisionamiento y post servicio, completando de manera práctica esta preparación en nueve empresas de la ciudad.

Al finalizar el acto, que ha sido clausurado por el presidente provincial de Cruz Roja en Cuenca, , la gerente Natura Escuela de Hostelería, y el subdelegado del Gobierno en Cuenca, , los jóvenes han querido mostrar lo aprendido durante la formación y han preparado y servido un pequeño cáterin a los asistentes, entre los que se encontraban empresas hosteleras.

La ilusión y la profesionalidad de estos jóvenes han protagonizado un acto en el que también han estado acompañados por el delegado provincial de Hacienda y Administraciones Publicas en Cuenca, , y la concejala de Participación Ciudadana de la ciudad, .

PROYECTOS DE EMPLEO PARA JÓVENES

El Plan de Empleo de Cruz Roja cuenta con proyectos específicos de empleo para jóvenes que se centran en conocer y entender su situación personal y social y ofrecer recursos adaptados a su realidad.

Son jóvenes inscritos en el programa de Garantía Juvenil de entre 18 y 30 años, algunos de ellos abandonaron los estudios y/o cuentan con poca experiencia laboral.

Además, muchos se encuentran en riego de exclusión social por su origen, situación económica o familiar, por lo que la vuelta al sistema educativo es otro de los objetivos que se persigue.

Gracias a estos proyectos, se ha podido atender a 92 jóvenes en 2019, de los cuales 68, lo que supone un 74%, se capacitaron en algunos de los sectores que generan más actividad, más concretamente en los puestos de socorrismo acuático, auxiliar de almacén, reposición, dependiente y ayudante de camarero en barra y sala. Mientras que 45 han retomado los estudios reglados.

Trabajar la motivación, el autoconocimiento y la autoestima se convierte en pieza clave del proceso porque la mayoría tienen inquietudes y aspira a mejorar y superarse, pero a menudo se sienten desorientados.

Precisamente lo que más valoran las empresas es la motivación e iniciativa que muchos de ellos muestran, lo que en ocasiones se concreta en oportunidades de trabajo para los jóvenes que vienen participando de este tipo de proyectos.

Tres de los alumnos que han realizado este certificado ya están trabajando y varios de ellos en vías de poderlo estar, también hay algunos alumnos que han decidido seguir formándose en el sector y cursar el certificado profesional de nivel 2.

Estos proyectos que desarrolla Cruz Roja se enmarcan en el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) financiado por el y del Fondo Social Europeo.