Este organismo plantea que el Ayuntamiento de apruebe este año un acuerdo de no disponibilidad presupuestaria porque presenta un riesgo claro de incumplimiento en 2018 de los objetivos de estabilidad, una situación en la que también se encuentra el consistorio de . También están en riesgo de no cumplir los consistorios de , y , aunque en estos casos es moderado.

Así lo señala la Airef en el informe que ha realizado sobre los presupuestos iniciales para este año de las corporaciones locales del país. El trabajo aborda la situación del sector local en su conjunto, para el que se prevé este año un superávit en torno al 0,6 por ciento, el que registró ya en 2017.

En el caso de Madrid, el ayuntamiento aprobó un plan económico financiero en la segunda mita de diciembre para los años 2017 y 2018, con objetivos de 1.200 millones de superávit, pero no cumplió el año pasado (se quedó en 1.099 millones) y según los datos enviados a la Airef no cumplirá en 2018. Tampoco en el caso de la regla de gasto.

Con respecto al superávit, la diferencia entre el objetivo y la realidad ronda los cien millones. La Airef interpreta que se le debe exigir al ayuntamiento madrileño un acuerdo de no disponibilidad por un cuantía que asegure el cumplimiento de los objetivos, pero no pone cifra.

En el caso de Palma, el objetivo de superávit es de 43 millones, pero la previsión es que este año se quede en 13, según sus datos, por lo que debería también ser objeto de seguimiento para que cumpla los objetivos de estabilidad.

BARCELONA, BILBAO Y VALENCIA

La Airef se fija igualmente en la situación de Barcelona, Bilbao y Valencia, con riesgo moderado de no cumplir y que también deberían seguir las recomendaciones para estar dentro de los requisitos que se les piden. En el caso de la capital catalana, es la única que tiene como objetivo de déficit un cero por ciento, porque el resto debe sumar superávit.

Las previsiones enviadas a la Airef por estos tres ayuntamientos son de cumplimiento, aunque tan ajustado que cualquier variación supondría no estar dentro de los objetivos previstos, lo que es probable que ocurra, según este órgano fiscalizador.

En cuanto a otras entidades locales también grandes, , y de Mallorca, siguen manteniendo altos endeudamientos y necesitan mejorar las medidas para cumplir los objetivos de estabilidad.

AYUNTAMIENTOS CON PROBLEMAS

La Airef repasa también la situación de los municipios con un desequilibrio en sus cuentas que pone en riesgo su sostenibilidad. Destaca el caso de dos de ellos que han mejorado: y , que han reducido deuda y el periodo medio de pago a sus proveedores, dice la Airef, con una buena previsión de generar superávit para ir revirtiendo la situación.

Sigue siendo crítica la situación de , Jerez de la Frontera y , para los que la Airef solicita que se cree una comisión de expertos que analice las causas de su situación y acuerde medidas especiales.

El riesgo de no ser sostenibles en bastantes años sigue siendo alto para , , la Línea de la Concepción, , , , y , mientras que es moderado en los casos de Alcorcón, , Sanlúcar de Barrameda, San Andrés de Rabanedo y Almonte, y bajo para Granada y Cuenca.

La Airef explica que los ayuntamientos en riesgo crítico no mejoran su situación porque es muy difícil que mejore de un año para otro, con ratios de endeudamiento del 464% (Jerez), 1055% (Parla) y 470% (Jaén), respectivamente.

OTRO AÑO DE CUMPLIMIENTO

Con todos estos datos, se espera que los ayuntamientos repitan este año el superávit del 0,6% de 2017, un resultado positivo que según la Airef, el sector local mantendrá en los años próximos porque tiene una amplia autonomía financiera y un seguimiento muy estricto del cumplimiento de las reglas fiscales, que no existe en otras administraciones.

El 2,7% de objetivo de deuda se cumplirá porque se situarán en el 2,2 por ciento, estima la Airef. Parte del superávit que generen las entidades locales irá por tanto a los depósitos de los bancos, no a reducir más deuda.

Para este organismo, es un asunto sobre el que se debería reflexionar porque no parece razonable que estos depósitos sigan creciendo mientras que otras administraciones tienen que endeudarse. Hay más de 24.000 millones en depósito de entidades locales, una cifra que continuará aumentando.