El Ayuntamiento de Cuenca ha presentado este jueves el nuevo pliego de condiciones del transporte urbano que contempla cambios en diferentes líneas y supondrá un ahorro para el consistorio de 500.000 euros. Asimismo, el equipo de Gobierno ha previsto modificar las tarifas; el billete ordinario sube 30 céntimos y los colectivos que hasta ahora viajaban gratis tendrán que pagar “tarifas sociales”, de 0,10 euros a 0,36 euros por viaje, en función de la renta.

En rueda de prensa, el concejal responsable del transporte urbano, , acompañado del portavoz municipal , ha explicado que el nuevo pliego de condiciones contempla cambios en varias líneas y la supresión de la línea nocturna, “del búho”.

Uno de los cambios previstos afecta a la conexión de la estación del AVE con el centro de la capital que contará con un autobús menos y en la que se suprimirá una parada, la de Santa Mónica. Esto supondrá un incremento de la frecuencia de los autobuses que pasará de 20 a 30 minutos.

Por otro lado, se modifica la línea 8 que une Nohales y Pinar de Jábaga y que tendrá tres recorridos que circularán por la Nacional 420 a fin de dar servicio a la residencia de mayores, y el .

El resto de líneas se mantienen sin cambios. La reordenación del tráfico en la zona centro de la capital ha obligado a modificar el recorrido de las líneas que ya han dejado de pasar por Carretería para circular por la calle Colón en dirección Casco Antiguo, y volver por la avenida .

En este punto, Sebastián ha explicado que este itinerario será provisional ya que la nueva concesionaria deberá presentar al Ayuntamiento en el plazo de un año, un Plan Director con propuestas destinadas a ordenar el transporte urbano en el centro de Cuenca.

INFORMACIÓN A LOS USUARIOS

Asimismo, el nuevo pliego de condiciones del transporte urbano de Cuenca introduce mejoras en los sistemas de información para los usuarios. Según ha explicado Sebastián, la nueva concesionaria deberá instalar 25 puntos informatizados en las paradas a fin de que los ciudadanos puedan saber cuántos minutos quedan para que llegue el siguiente autobús o qué líneas paran en cada punto.

Para Sebastián la información es “vital” para potenciar el uso del transporte urbano. Sostiene que hasta ahora los conquenses no emplean este servicio porque desconocen las frecuencias o los recorridos de las líneas y ha asegurado que uno de los objetivos del Ayuntamiento es incrementar considerablemente el empleo del transporte urbano en Cuenca.

Por otra parte, el pliego de condiciones establece la renovación de la flota de vehículos; los autobuses deberán ser accesibles para discapacitados y según Sebastián, a la hora de adjudicar el servicio, primará que la empresa ofrezca un servicio sostenible e incluso contemple el traslado de bicicletas.

INTRODUCIR MEJORAS

Asimismo, el concejal ha señalado que en la adjudicación del servicio de transporte urbano se tendrá en cuenta si la empresa accede a introducir algunas mejoras necesarias a juicio del Ayuntamiento.

Estas mejoras que pasan por recuperar la línea de búho, habilitar un autobús que conecte el centro de Cuenca con el polígono SEPES o un servicio turístico que lleve a los usuarios de la estación Cuenca- hasta el Casco Antiguo de la capital.

TRABAJADORES

Gregorio Sebastián ha destacado que el nuevo pliego de condiciones protege a los trabajadores que en la actualidad tienen problemas con la concesionaria, la empresa , que no abona las nóminas a los 42 empleados alegando que el Ayuntamiento mantiene con ella una deuda de 4.700.000 euros. Según el edil, con la nueva concesión la adjudicataria deberá estar al corriente de pagos con sus empleados; en caso de que no lo esté, el consistorio podrá incluso denunciar el contrato.

Por su parte, el portavoz del Ayuntamiento de Cuenca, Darío Dolz, ha señalado que si el pliego no recibe alegaciones, podrían resolver el trámite en tres meses. La explotación del servicio por parte de la nueva concesionaria será por 10 años, con posibilidad de una prórroga de cinco años. La actual concesionaria lleva 24 años explotando el servicio.

TARIFAS

El ahorro previsto por el Ayuntamiento gracias al nuevo pliego del transporte urbano asciende a medio millón de euros que saldrá del recorte de los kilómetros en las líneas; la explotación de la publicidad, por parte de la adjudicataria, en marquesinas, autobuses y en los termómetros- relojes, y del incremento de los precios del servicio.

Gregorio Sebastián ha señalado que el objetivo del Consistorio es potenciar el uso del transporte urbano y con este fin, se “premiará” a los usuarios habituales a través de tres bonos de transporte diferentes: el ordinario, el especial y el social.

Todos los bonos serán de diez viajes; el ordinario costará 5,60 euros; el especial, destinado a jóvenes de cuatro a 25 años, jubilados y familias numerosas con rentas superiores a los 900 euros mensuales, tendrá un precio de 3,60 euros; y el bono social, pensado para pensionistas y familias numerosas con rentas inferiores a 900 euros así como para familias numerosas especiales y discapacitados, costará un euro (0,10 euros el viaje).

Además, el billete sencillo pasará de 0,70 euros a 1 euro; el billete del autobús a la estación del AVE sube de 1,10 a 1,20 euros y el billete de la línea que lleva a Jábaga y Nohales baja 0,10 céntimos.

Este incremento de las tarifas ha sido remitido ya a la Comisión Regional de Precios para su aprobación.