La provincia de Cuenca cuenta desde el sábado con un lugar único donde los objetos utilizados en el día a día adquieren un significado mágico y artístico, sacados de su contexto, gracias a la mediación de . El Museo del Objeto Encontrado puesto en marcha por la Diputación Provincial de Cuenca, a través de la , se ubica en uno de los edificios más emblemáticos de San Clemente. Curiosamente, la misma magia que transforma una lata de refresco en un autorretrato con tintes cubistas ha sido capaz de convertir la antigua Cárcel de la Villa del Siglo XVII y sede de la Santa Inquisición en un espacio nuevo y singular para la creación y el arte.

El presidente de la Diputación de Cuenca, , ha destacado la importancia de este nuevo espacio cultural “porque es un museo único, algo muy importante ya que hacer cosas únicas nos da un valor añadido muy elevado. Es algo que hemos podido hacer en San Clemente gracias a la sensibilidad demostrada por su alcalde, , y porque en Cuenca tenemos un activo muy importante como Antonio Pérez, un hombre excepcional”.

El máximo responsable de la institución provincial ha destacado que con este nuevo recurso cultural se demuestra que “Cuenca y San Clemente son sitios donde se apuesta por el talento. Que las instituciones seamos capaces de poner en marcha proyectos tan excepcionales como este debe ser el faro que nos ilumine el camino. Vivimos en momentos de grandes dificultades económicas así que debemos echarle imaginación, buscar personas con talento y así conseguiremos la excelencia, además a muy buen precio”.

Por su parte, , director general de Promoción Cultural de la Junta de Comunidades ha reiterado el compromiso del Gobierno regional con la cultura “porque es un elemento fundamental de desarrollo en nuestros territorios” y ha resaltado la labor desarrollada por la Diputación de Cuenca y la Fundación Antonio Pérez. “Están creando un nuevo modelo de redes y espacios culturales con no muchos recursos pero haciéndolo de manera muy inteligente”.

, ex director de IVAM y del Museo Reina , ha puesto de relieve el trabajo de Antonio Pérez, a quien ha calificado como “un poeta que en vez de utilizar las palabras utiliza esa mirada hacia lo cotidiano para escoger objetos y asociarlos con nuevos significados”. La apertura al público de un proyecto cultural tan atractivo ha contado con el respaldo masivo del público y de personajes vinculados con el mundo de la cultura como el músico , que ha ofrecido un recital de guitarra; el pintor y escultor , los pintores , , Encarna Sepúveda y Fernando Verdugo; Pilar Citolet, presidenta del Patronato del Museo Reina , el director de cine o el fotógrafo , entre otros muchos.

Contenido

El Museo del Objeto Encontrado de San Clemente consta de dos plantas. En la primera se encuentran todas las obras de la colección permanente ubicadas en un espacio diáfano, en el que los objetos encontrados de Antonio Pérez comparten espacio con algunas fotografías que, importantes artistas-fotógrafos como , del o Ricky Dávila, han realizado sobre ellos. El montaje expositivo del museo ha querido reflejar el entorno en el que conviven los objetos dentro del mundo del artista, su casa y la Fundación.

Antonio Pérez, lleva más de cincuenta años coleccionando y reuniendo estos objetos que tanto le ha costado mostrar al público, a pesar de que su entorno conocía de sobra su afán por seguir los pasos de otros grandes del Siglo XX como o Picasso. Aunque cada vez son más los artistas que trabajan con el ready-made, objet trouvé u objeto encontrado, no son tantos los museos que existen entorno a este tema, es más, concretamente hasta ahora sólo se tiene constancia de la existencia de un único museo: El Musée de l´objet en Blois, Francia, al que hay que añadir el nuevo Museo del Objeto Encontrado de San Clemente.

En la planta baja del edificio se ha ubicado una gran sala de exposiciones temporales, que se inaugura con una exposición de fotografías de Ricky Dávila titulada Objetos perdidos, que ha producido este mismo año 2010. En estas fotografías nos muestra su visión de los objetos que Antonio Pérez tenía en su casa antes del montaje del Museo. Las salas de exposiciones temporales seguirán una programación bimestral donde se realizaran muestras relacionadas con los objetos pero sin descartar otras posibilidades como fotografía, escultura o pintura.