El detenido, de nacionalidad rumana, ha sido acusado como presunto autor de un delito de hurto de uso de vehículo y otro delito contra la seguridad vial, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

Además, tras las comprobaciones llevadas a cabo y observar que el mismo presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, la Guardia Civil realizó una prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 1,16 miligramos por litro de alcohol en aire espirado, casi cinco veces más que la tasa permitida —de 0,25— por lo que se le atribuyó también un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Las diligencias instruidas y el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de San Clemente.