La Diputación Provincial de Cuenca ha publicado en la edición de hoy del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) la tercera y última resolución de ayudas de la convocatoria de subvenciones para pequeñas reparaciones o mejoras de instalaciones del ciclo hidráulico con la que ha concedido 20.000 euros a un total de once municipios de la provincia. Resolución ésta con la que se ha completado esta línea de ayudas que este año ha supuesto una inversión de casi 63.000 euros en 36 localidades conquenses.

Obras que, según ha recordado el diputado de Fomento, , debían de cumplir ciertas condiciones para ser admitidas en esta convocatoria. Y es que al hecho de que se tratara de actuaciones de competencia municipal había que sumar la circunstancia de que no fueran de gran envergadura, por lo que han sido subvencionables aquellas intervenciones de rápida ejecución y bajo coste económico encaminadas a evitar o resolver situaciones de emergencia ante la escasez o mala calidad del agua de consumo humano. Es decir, tal y como agrega, aquellas obras que afectaran a elementos básicos y que fueran necesarias para garantizar tanto el abastecimiento de agua a la población como el saneamiento de aguas residuales.

En concreto, en los 20.000 euros de subvenciones de esta última resolución se han incluido 1.280,09 euros de ayuda para la reparación de la fuente de ósmosis inversa en Alconchel de la Estrella, 1.785 para la sustitución urgente de la bomba del sondeo de Parra de las Vegas, 2.521,55 para la reparación de la red general de abastecimiento de agua en Cañaveras, 2.379,29 para la adquisición e instalación de una bomba elevadora en Cañamares, 1.635 para la reparación en la captación par suministro de agua a domicilio en Valsalobre, 1.360 para la subsanación de daños por tormenta en la red eléctrica del pozo de agua de Olmeda del Rey, 1.871,75 para la adquisición e instalación de bomba de agua en La Frontera, 3.000 para la mejora y reparación de las captaciones principales de agua en Zafrilla, 1.161,29 para la reparación de la bomba de abastecimiento de agua en Reíllo, 1.255,45 para la sustitución y arreglo de los equipos de bombeo del pozo de Narboneta y 1.812,58 para la reparación del equipo de bombeo de Villaverde y Pasaconsol.

Así se ha completado esta convocatoria, en la que, según ha recordado el diputado de Fomento, se ha prestado especial atención a los municipios más pequeños. Y es que la cuantía de cada subvención, que no podía superar los 3.000 euros y oscilaba entre un 30 y un máximo del 50 por ciento del coste de la inversión, dependía directamente de la población del municipio. De tal manera que el máximo de financiación (50%) se ha reservado para aquellas localidades de hasta 600 habitantes, mientras que este porcentaje se ha reducido al 30 para aquellos municipios de entre 601 y 20.000 habitantes.

Además, se estableció el máximo de una solicitud por núcleo población; eso sí, en caso de aquellos Ayuntamientos con varias pedanías han podido presentar una por cada uno de los núcleos.

Parrilla ha destacado, igualmente, que al tratarse de una convocatoria en régimen de concurrencia competitiva, se establecieron una serie de criterios para puntuar las solicitudes, teniendo en cuenta desde el grado de emergencia de la obra o que vaya encaminadas a la mejora de la calidad del agua de consumo hasta las mejoras en la gestión que la entidad solicitante realiza sobre los consumos, pasando por el interés corporativo de primar a los pequeños municipios frente a los de mayor tamaño y, por lo tanto, con más recursos.

Indicar, por último, que esta tercera y última fase de esta convocatoria de subvenciones ha recibido un total de 99 solicitudes, de las que 11 han sido admitidas, tres desestimadas por diversas razones y las 85 restantes se quedan en lista de espera por si se produce alguna renuncia o baja, pasando el siguiente solicitante en el orden establecido por puntuación.