La Diputación Provincial de Cuenca continúa apostando por contribuir, de alguna manera, a arrojar más luz sobre la historia de Cuenca en el último tercio del siglo XIX y principios del XX, en esta ocasión, con la edición del libro de ¿El de Melilla’, que se ha presentado este jueves en el Salón de Actos del Palacio Provincial dentro de la Feria del Libro Cuenca Lee 2018 con la presencia del diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech.

Y es que, tal y como ha remarcado, se trata de un periodo de la historia conquense bastante desconocido para el público en general, lo que hace más interesante, si cabe, este libro en torno a la vida de un destacado militar con raíces conquenses, el General , que, sin embargo, nació en al estar destinado allí su padre, también militar y conquense de nacimiento. Un conquense de pro, según ha puesto de manifiesto el diputado de Cultura, que presumía de sus raíces conquenses en cuanto tenía ocasión y que, por cierto, desde 1914 tiene una calle en la capital, junto a la Puerta de .

De hecho, el propio autor del libro, Julián Recuenco, refuerza esta idea, asegurando que el general no solo aprovechaba cualquier posibilidad para pasar unos días en Cuenca, sino que le venía de familia, puesto que no solo su padre era conquense, sino que él era el tío abuelo del insigne poeta y escritor ; sin olvidar, que dejó una extensa familia en esta tierra, a la que también está ligado el propio Julián Recuenco.

En este libro se hace un repaso por la brillante trayectoria profesional de este militar conquense, que participó en la tercera guerra carlista y en la guerra de África, donde, precisamente, ascendió a general.

Un recorrido que, según Doménech, permite a la Diputación seguir difundiendo este periodo de nuestra historia, que ya iniciara a finales de 2016 con la publicación del libro titulado ‘Entre la guerra carlista y la Restauración. Cuenca en el último tercio del siglo XIX’, precisamente, de la mano del propio Julián Recuenco.

Por lo tanto, con ¿El león de Melilla’ cada vez son menos los interrogantes en torno a este periodo de nuestra historia, que bien merece la pena conocer, si bien, tal y como ha subrayado el diputado de Cultura, aún queda camino por recorrer.