La Diputación de Cuenca, a través del Área de , ha apostado por la formación en la innovación social y la responsabilidad social en la empresa en actividades vinculadas al medio ambiente como otra herramienta más para combatir el fenómeno de la despoblación en nuestra provincia. Una apuesta que se ha materializado con la celebración de dos cursos-taller sobre la materia, uno en Huete y otro en Las Pedroñeras, que ha sido posible gracias a la adhesión de la institución conquense al proyecto EcoMejora de la Diputación de Málaga con el que ha concurrido a la convocatoria del Programa Empleaverde de la .

Cursos-taller que ha podido conocer de primera mano el presidente de la Diputación conquense, Benjamín Prieto, visitando este lunes la clase presencial del que se ha desarrollado en el Ayuntamiento de Las Pedroñeras desde el pasado día 7. Una acción formativa que, a su juicio, es una muestra más de que la Diputación conquense cree en los ciudadanos de esta provincia, junto con los recursos existentes, como los principales valores para avanzar en el desarrollo económico de este territorio.

Y de ahí que haya reivindicado la importancia de estos cursos, que ahondan tanto en la innovación social en el ámbito de la empresa con tendencias como el comercio justo, la economía colaborativa o la circular y creando sociedades más fuertes y cohesionadas como en la responsabilidad social empresarial, toda una herramienta de diferenciación y rentabilidad que hacen que la empresa sea valorada mejor y sea más competitiva; algo, a su juicio, fundamental en el entorno rural.

Es por ello que no ha dudado en felicitar a los participantes por ver en estos dos elementos una manera de mejorar sus empresas y contribuir, asimismo, a un futuro más prometedor para sus proyectos en el territorio.

Indicar que estos dos cursos-taller de 25 horas de duración y dirigidos tanto a trabajadores como a autónomos, se han centrado en conocer desde la innovación social y la responsabilidad social y las herramientas para obtener soluciones innovadoras hasta la capacidad de realizar un proyecto con sus vertientes social, económica y ambiental pasando por la planificación y puesta en marcha de estrategias RSE (Responsabilidad Social de las Empresas) y la familiarización con términos como comercio justo, desarrollo sostenible y eco-eficiencia.

Unos talleres dinámicos, creativos, prácticos y participativos en los que se ha fomentado el trabajo en equipo y las relaciones, todo ello sin olvidar que los participantes han obtenido, además, certificado de aprovechamiento del curso.