Lo ha dado a conocer este martes el primer edil durante una rueda de prensa, en la que ha indicado que esta reunión tendrá lugar a primeros de septiembre, en donde “se cruzarán borradores” para hacer un convenio y que el problema de los bomberos en la provincia de Cuenca “se solucione de forma inmediata”.

Así, en esta reunión y en dichos borradores, los técnicos estudiarán tanto la aportación económica que tendría que hacer la Diputación de Cuenca, así como el radio de acción que tendrían los bomberos de la capital, estimado por el alcalde entre 30 y 35 minutos de distancia.

Sobre ese radio, Dolz ha opinado que “tiene que ser coherente para que la prestación de ese servicio no se derive mucho en el tiempo y así los bomberos de la capital puedan acudir a sofocar cualquier incendio que se produzca en el entorno de la capital”.