La Diputación de Cuenca, a través del Organismo Autónomo de Gestión Tributaria y (OAGTR), continúa trabajando para que los Ayuntamientos de la provincia puedan contar con una mejor y más ágil gestión catastral de sus municipios y, por ende, del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En esta línea y gracias a convenio suscrito desde el 2006 con la Dirección General , desde el OAGTR se viene prestando a los municipios adscritos el servicio de tramitación de los expedientes de alteración catastral de inmuebles presentados por los contribuyentes en las oficinas del Catastro, a lo que ahora se suma una nueva herramienta, puesto que pone a disposición de los Ayuntamientos de manera gratuita una plataforma digital para un mayor control del padrón del IBI.

Precisamente con el objeto de informarles de este nuevo instrumento digital a su disposición, el vicepresidente de la Diputación y del OAGTR, Julián Huete, ha mantenido en el Salón de Actos del centro asociado de la UNED en Cuenca un encuentro informativo con cerca de un centenar de secretarios-interventores y alcaldes de la provincia, en el que también han estado presentes el director y la subdirectora del Organismo Autónomo de Gestión Tributaria y Recaudación, Jesús Lazcano y , respectivamente.

En dicha jornada informativa, se ha dado cuenta de este nuevo servicio gratuito que pone a disposición de los Ayuntamientos un sistema de geolocalización de expedientes de obras, que va a permitirles acceder, visualizar, navegar por la cartografía publicada, ya catastral, urbanística, topográfica o de callejero del municipio, y grabar datos de los expedientes de obras vinculándolos a la información catastral, desde el inicio de la obra hasta su actualización en el Catastro.

Un instrumento éste que, según ha resaltado Huete, beneficiará a los Consistorios al garantizar el reflejo de los expedientes de obras en el padrón del IBI en el mismo año de la finalización de la obra o modificación de inmuebles que puedan tener significación e impliquen la apertura de expediente de alteración catastral. Algo a lo que se suma, tal y como ha remarcado, el hecho de mantener actualizados y valorados catastralmente de forma continua, completa y permanente todos los inmuebles del municipio, garantizándose, por lo tanto, que cualquier inmueble construido o modificado comience a tributar al año siguiente de su construcción o cambio de naturaleza.

Y si por si fuera poco, esta herramienta también les ayudará a agilizar otros servicios propios de la gestión municipal, pudiéndose integrar en ella diversa tareas, tales como la liquidación de tasas de licencias y de impuestos de construcciones (ICIO), así como el registro de las notificaciones de salida.

Pero esta plataforma no solo beneficia a los Ayuntamientos, sino también a los ciudadanos. Y es que con ella se pueden evitar liquidaciones de atrasos en recibos del IBI de hasta cuatro años y repetir los mismos trámites ante diferentes administraciones, no teniendo que afrontar las consecuentes tasas y sanciones por la demora en el reflejo de las obras en el Catastro; todo ello, según destaca Huete, sin olvidar que el ciudadano va a tener una mayor seguridad jurídica ante posibles transacciones inmobiliarias.

En definitiva, una nueva herramienta que no solo viene a complementar los servicios prestados en esta materia por el OAGTR, sino que, además, permite a las entidades locales mejorar su control del IBI y agilizar ciertos trámites de la administración municipal.