El máximo dirigente de la institución provincial ha declarado, durante la inauguración del décimo Salón del Vehículo de Ocasión que organiza CONVECU, que apostarán por vehículos que sean híbridos o enchufables “porque es un sector que se está reconvirtiendo y presenta muchas novedades”.

A su juicio, esto manifiesta el claro compromiso que tiene la Diputación de Cuenca de luchar contra el cambio climático con acciones concretas, “la provincia de Cuenca es una potencia en energías renovables y tenemos que apoyar este sector”, ha apuntado.

Según ha informado la Diputación en un comunicado, los informes técnicos recomiendan esta sustitución para varios servicios como mantenimiento, residencia Sagrado Corazón, ordenanzas y obras provinciales. Estos vehículos fueron comprados en el mes de junio del año 2001 y acumulan más de 300.000 kilómetros, lo que está ocasionando grandes gastos de mantenimiento.

El objetivo que persigue la institución provincial es reducir estos costes, que unido al menor gasto en combustible, servirá para amortizar esta inversión en el medio plazo.

La renovación del parque móvil también va a permitir mejorar la seguridad de los trabajadores de la Diputación de Cuenca como por ejemplo sucede con el servicio de obras provinciales, ya que tienen que transitar en ocasiones por lugares con una accesibilidad complicada y los nuevos vehículos les permitirán llegar a cualquier punto de la provincia en mejores condiciones.

Entre la renovación del parque móvil también viene recogida una furgoneta para la residencia Sagrado Corazón de Jesús que permitiría mejorar el transporte de los usuarios que están en este servicio provincial.

El área de Servicios, Infraestructuras y Presidencia tiene ya preparado el pliego de condiciones que saldrá a licitación durante las próximas semanas, está previsto que durante este 2019 los vehículos estén a disposición de los trabajadores provinciales.