La Diputación Provincial de Cuenca es consciente de la necesidad de los ciudadanos de cualquier núcleo de población, sea del tamaño que sea, de conectarse a Internet en sus quehaceres diarios, bien para consultas de todo tipo o, incluso, para la realización de trámites online en las diversas administraciones públicas. De ahí que haya presentado a una de las ocho convocatorias de ayudas para proyectos en zonas ITI (Inversión Territorial Integrada) una iniciativa encaminada a dotar a cada uno de los 336 núcleos de población de nuestra provincia de un punto de inclusión digital, en el que los vecinos puedan conectarse gratuitamente a la Red de Redes bien con su propio equipo a través de wifi o mediante unos terminales públicos a su disposición.

Y es que, según ha recalcado el diputado de Nuevas Tecnologías, Francisco Javier Doménech, la Diputación quiere garantizar el acceso gratuito a Internet a todos y cada uno de los ciudadanos que residen en nuestra provincia como una manera de mejorar su calidad de vida poniendo a su alcance un servicio público más, además de contribuir a fijar población y combatir, en consecuencia, este terrible fenómeno de la despoblación que tanta repercusión tiene en nuestra provincia.

En este sentido, Doménech ha explicado que la institución provincial ha concurrido a esta convocatoria de expresiones de interés, enmarcada dentro del Programa Operativo FEDER Castilla-La Mancha 2014-2020, como una clara apuesta por el futuro de la provincia de Cuenca y sus gentes, además de un intento de paliar las negativas consecuencias para esta tierra de la decisión del de bloquear los 5 millones de fondos comunitarios, que estaban asignados a la Diputación por el anterior Ejecutivo de Cospedal para invertir en la recuperación del patrimonio de esta provincia.

Este proyecto de la Diputación de puesta en marcha de puntos de inclusión digital en los 336 núcleos de la provincia conllevaría, tal y como ha detallado el diputado, una inversión máxima aproximada de 1.155.000 euros, que implicaría la puesta en servicio de una red wifi por cada núcleo y la instalación, como máximo, de un millar de terminales. Algo que la Diputación lo materializaría a través de una convocatoria dirigida a todos los municipios y EATIM de la provincia.

El número de terminales públicos a instalar en cada uno de los puntos de inclusión digital estaría determinado por el censo poblacional de cada núcleo. De tal manera que para aquellos de hasta 201 habitantes podrían solicitar un máximo de dos equipos; de entre 201 y 1.000, tres; de entre 1.001 y 1.500, cinco; de 1.501 a 2.000, siete; de 2.001 a 3.000, ocho; de 3.001 a 6.000, diez; y más de 6.000, doce. Cantidad de terminales que se complementaría en aquellos municipios de más de 500 habitantes con un equipo preparado para la realización de videoconferencias, lo que permitirá crear un punto de información al usuario consumidor.

Una iniciativa ésta de la Diputación que, en caso de que finalmente sea aprobada su inclusión en dicha convocatoria de ayudas del Programa Operativo FEDER Castilla-La Mancha, permitirá, sin lugar a dudas, reducir la brecha digital en el medio rural tan castigado por la despoblación.