La Diputación de Cuenca no solo ha mantenido su apoyo económico a Cruz Roja de Cuenca para el desempeño de su excelente labor en nuestra provincia, sino que, en este ejercicio, ha querido dar un paso más allá y ha incrementado su aportación un 20 por ciento hasta alcanzar los 24.000 euros. Un respaldo que se ha materializado este lunes en el Salón de Plenos del Palacio Provincial con la rúbrica del correspondiente convenio de colaboración por parte del presidente de la Diputación, , y el presidente del en Cuenca, .

Firma con la que, según Prieto, se constata el firme compromiso de la Diputación con esta organización no gubernamental y, por supuesto, con su encomiable labor en cualquier rincón de la provincia, que este año se ha visto ampliada con la puesta en marcha de un programa trienal de formación en el uso de desfibriladores externos automáticos (DEA), que este año llegará a total de 210 personas en una decena de municipios. Acciones que, en su opinión, son dignas de respaldar, puesto que permiten llegar de manera eficaz allí donde las administraciones no lo hacen y, por supuesto, es necesario.

Roca, por su parte, no ha dudado en mostrar su satisfacción por renovar una vez más este convenio de colaboración, que está permitiendo a Cruz Roja llevar a cabo su amplia labor a lo largo y ancho de esta provincia. En concreto, con este acuerdo se respalda la ejecución del Programa de Apoyo Social a Personas en Situación de Extrema Vulnerabilidad dirigido a personas y familias de la provincia en situación de desempleo o empleo precario, que perciban ingresos menores a 500 euros al mes en familias de 1 o 2 miembros y menores de 750 euros en unidades de convivencia de tres o más miembros. En un principio, se prevé atender este año a un total de 1.200 unidades familiares.

Asimismo, se apoya la ejecución del Programa de Salud, Socorros y Emergencias dirigido a protección de personas vulnerables a través de acciones de carácter preventivo, intervención en emergencias, formación y voluntariado. Es precisamente dentro de este programa en el que se han incluido, como novedad, esa primera decena de cursos de 8 horas de duración que están dirigidos a personal voluntario de las Agrupaciones Municipales de Protección Civil, , y personal de instalaciones deportivas municipales, entre otros.

Una acción de que daba comienzo a finales del pasado mes de octubre en la ciudad de , poniéndose así en marcha la primera de las tres fases de las que consta. Una primera fase que ya ha llegado también a los municipios de Motilla del Palancar, San Clemente y Villamayor de y que tendrá sus próximas citas en Las Pedroñeras (26 y 27 de noviembre), Casasimarro (1 de diciembre), Quintanar del Rey (3 y 4 de diciembre), Iniesta (10 y 11 de diciembre), Horcajo de Santiago (15 de diciembre) y Los Hinojosos (17 y 18 de diciembre).

En definitiva, con este convenio se viene a colaborar con el mantenimiento de un extenso abanico de servicios a la población, que hacen de este acuerdo algo muy necesario para la actual sociedad y, sobre todo, para aquellas personas más vulnerables y que, por lo tanto, requieren de una mayor atención, tal y como han coincidido en afirmar tanto Prieto como Roca, quienes no han dudado en mostrar su voluntad de continuar con esta colaboración.