La Diputación Provincial de Cuenca ha sacado a licitación por un importe inicial de 713.523,75 euros la prestación del Servicio de Control de la Calidad del Agua para el Consumo Humano y Mantenimiento de Equipos de Cloración de Uso Público y Titularidad Municipal, al que se han adherido un total de 202 núcleos de población, pertenecientes a 147 Ayuntamientos de la provincia.

Con la puesta en marcha de este servicio, según ha recordado el diputado de Fomento, , la Diputación de Cuenca ayuda a los municipios de la provincia a cumplir con esta competencia que tienen atribuida por ley; concretamente, por el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad de agua de consumo humano.

Y es que, según ha puntualizado, los Consistorios tienen entre sus competencias el abastecimiento de agua. De ahí que éstos deban asegurarse de que el agua suministrada a la población, a través de cualquier red de distribución, sea apta para el consumo humano. Para ello, asumen una serie de responsabilidades como gestores de este recurso, entre las que se encuentran desde realizar el autocontrol, fijar los puntos de muestreo y registrar incidencias hasta asumir medidas correctoras y preventivas, pasando por el mantenimiento del abastecimiento y la formación necesaria del personal municipal.

Con esta licitación se da un paso más hacia la puesta en marcha de este novedoso servicio, cuyo coste será financiado al 50 por ciento entre la institución provincial y los 147 municipios adheridos. Un coste, por cierto, que, tal y como ha detallado el diputado, se ha estimado en los mencionados 713.523,75 euros, teniendo en cuenta cuestiones como el número de habitantes, la cantidad de análisis de autocontrol que la normativa exija que se realicen en cada municipio, su frecuencia ¿ determinada por el número de vecinos¿, el volumen de agua tratada, el volumen de los depósitos y el volumen de agua distribuida.

Criterios por lo que dichos costes estimados oscilan entre los 2.094 euros (IVA no incluido) de localidades como Salmeroncillos de Arriba, Carrascosa de Haro, Las Rinconadas o Ribagorda a los 5.464,38 de Tébar, pasando por los 4.123,84 de del Cuervo o los 3.763,43 de Belmonte y Huete.

Las empresas interesadas en este contrato de 12 meses, con posibilidad de prorrogarse un año más, tienen hasta las 14 horas del próximo 6 de agosto para presentar sus ofertas.

Para la adjudicación del contrato, que tendrá procedimiento abierto, se tendrán en cuenta una serie de criterios con una puntuación concreta, que no serán otros que el menor precio ofertado (50 puntos), las mejoras respecto al aumento de los municipios en los que se prestarán los servicios (10), la elaboración y actualización del protocolo de autocontrol y gestión del abastecimiento (15), el servicio de limpieza y desinfección de depósitos (10), el plan de asesoramiento y evaluación de la implantación de autocontrol (5) y la calidad y valor técnico de la oferta (10).

En definitiva, una vez sea adjudicado el contrato, los habitantes de estos 202 núcleos de población podrán tener garantizada la calidad del agua que consuman, así como el mantenimiento de sus equipos de cloración de uso público y titularidad municipal.