La Diputación de Cuenca ha renovado este lunes su convenio de ayuda con para mantener un total de 36 plazas en el .

Este proyecto tiene como objetivo, no sólo dar alojamiento, sino también acompañar y ayudar a las personas en su inserción socio-laboral de forma individualizada durante un periodo de 18 meses. A través de este convenio, Cáritas Diocesana puede llevar a cabo esta iniciativa para la que recibe de parte de la institución provincial un total de 27.000 euros y que está permitiendo ayudar a un total de 36 personas durante este 2019.

La firma del convenio se ha producido en el Salón de Plenos de la Diputación de Cuenca y en ella ha estado el presidente, Álvaro Martínez Chana, acompañado de la diputada de Servicios Sociales, , y por parte de Cáritas ha estado , director de la organización Diocesana.

El presidente de la institución provincial ha alabado la importante labor que esta ONG desarrolla en la capital, así como en muchos municipios conquenses. Además ha subrayado que este proyecto “está muy de actualidad con el horizonte 2020-2030 donde se hablará de igualdad, de medio ambiente y de integración”.

El Centro Residencial se encuentra en la capital conquense y atiende a personas españolas, pero también de otras nacionalidades, que se encuentran en una situación de pobreza absoluta. En este proyecto trabajan un total de cinco personas que llevan a cabo una labor individualizada para recuperar social y psicológicamente a los usuarios.

El director de Cáritas Cuenca ha agradecido a la Diputación el apoyo económico prestado para este proyecto, así como la buena predisposición del presidente para ayudar y colaborar con la institución en las distintas iniciativas que llevan a cabo.

Cáritas Diocesana y la institución provincial colaboran también en proyectos de Cooperación Internacional o en campañas de concienciación medioambiental.