El presidente de la Diputación de Cuenca, , acompañado de la alcaldesa de Gascueña, Balmisa, y el párroco de la localidad alcarreña, , han visitado esta semana el , ubicado junto al de la institución provincia, donde se está llevando a cabo la recuperación de los doce lienzos del Retablo Mayor de la Asunción de la iglesia parroquial de Gascueña.

Visita en la que han podido comprobar en persona cómo se están desarrollando los trabajos de restauración de esta docena de cuadros, seis de ellos obra de (1614-1685), pintor italiano que llegó a España para trabajar en el Monasterio de El Escorial y que se convertiría en pintor del rey, y los otros seis de Andrés de .

Prieto ha llamado la atención sobre el gran esfuerzo que está haciendo la Diputación por la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico-artístico de la provincia y un ejemplo más de ello son estas doce pinturas de gran valor artístico, que vienen a complementar la actuación que se está llevando a cabo de manera paralela en el Retablo Mayor de la , al que pertenecen estos lienzos, dentro del Plan Especial de Restauración de Obras de Arte, en el que se contempla la recuperación de nueve retablos de los siglos XVI, XVII y XVIII, así como una alfombra del siglo XVIII de Cañaveras, que, por cierto, ya ha sido entregada este mismo mes.

Y es que, según ha subrayado el presidente, “ante este legado somos responsables de conservarlo, difundirlo y aprovecharlo como una herramienta más para hacer una provincia más atractiva, para fijar Cuenca como destino turístico y contribuir a la sensibilización de las generaciones futuras de su importancia”; todo ello, sin olvidar, en su opinión, el hecho de que detrás de la ejecución de estas intervenciones hay profesionales que con su trabajo contribuyen al desarrollo económico de la provincia, a lo que se suma el convencimiento de que los municipios van a saber aprovechar este patrimonio.

No es de extrañar, en consecuencia, que espera que las corporaciones entrantes continúen en esta línea y no demonicen el patrimonio y su contribución al desarrollo de la provincia, puesto que puede ser una herramienta más para contribuir a dinamizar la economía local y, por ende, fijar población en el territorio.

Durante la visita la alcaldesa alcarreña no ha ocultado su satisfacción por poder ver que se está haciendo realidad esta restauración, que no ha dudado en calificar de “necesaria”, puesto que viene a poner en valor la gran riqueza patrimonial de la iglesia de Gascueña y, en especial, la de su Altar Mayor. En esta línea, ha manifestado ser consciente del arduo y minucioso trabajo que conlleva esta intervención, si bien, a su juicio, va a merecer la pena y el pueblo de está deseoso de ver completado el remozamiento del Retablo Mayor de la Asunción con la restauración de sus doce pinturas.

En términos similares, se ha manifestado el párroco de la localidad, que ha considerado esta actuación como “justa y necesaria”, poniendo en valor el patrimonio religioso de La Alcarria conquense, una zona muy necesitada y olvidada, de ahí que toda intervención es siempre bienvenida.

Doce lienzos y su restauración

Estos doce lienzos forman parte del retablo renacentista de Gascueña. En concreto, en la predela se encuentran seis de ellos de pequeños tamaño que representan a , , , , y . En el cuerpo principal, dos lienzos de mayor tamaño representan a San Pedro y a San Pablo y sobre cada uno de ellos hay una pintura de un ángel. En el ático se sitúan dos lienzos con las imágenes de San Ambrosio y San Agustín y un Calvario compuesto por tres tallas exentas policromadas: Cristo crucificado con la Virgen a su derecha y a su Izquierda.

Los trabajos de restauración se centran en la adhesión de los levantamientos de la pintura, la corrección de las deformaciones de la tela y el arreglo de los agujeros y desgarros, el montaje de los lienzos en nuevos soportes, la limpieza de la suciedad superficial, la eliminación del barniz oxidado y el estucado y reintegración cromática de las pérdidas de dorado y policromía.

En definitiva, queda un laborioso trabajo de restauración por delante, que a buen seguro tendrá un buen resultado que merecerá la pena y, de ello, se ha mostrado convencido el presidente de la Diputación a tenor de la destreza y el buen hacer de los profesionales de este centro de la institución provincial.