La alcaldesa de San Clemente, , ha pedido al que ponga “la doble guardia” de lunes a jueves en el de este municipio manchego que también atiende las de pueblos aledaños como Casas de , Casas de Haro, Casas de los Pinos y la Alberca de Záncara, lo que supondría la contratación de un médico y una enfermera más.

Según ha explicado la primer edil, mientras que de jueves a domingo hay doble turno con dos médicos y dos enfermeros, la situación es totalmente contraria de lunes a jueves ya que en su horario de urgencias -desde las tres de la tarde hasta las ocho de la mañana- el turno únicamente está cubierto por un médico y un enfermero, por lo que si este equipo de urgencias ha salido a una emergencia, el centro de salud permanece cerrado y obviamente sin poder atender otras posibles urgencias.

Otra de las reivindicaciones que ha realizado Marisol Herrera es que el Sescam ponga un médico sustituto tanto para las vacaciones como para los días de descanso de los profesionales sanitarios que hayan estado de guardia el turno anterior, para evitar que el Centro de Salud se quede sin consulta médica, como sucede en la actualidad y lo que ha provocado que en alguna ocasión ha supuesto que haya listas de espera.

Reclamaciones, continuaba Herrera, que ya se han realizado en numerosas ocasiones y que han sido desatendidas por el que “parece que actúa al tuntún y con objetivos meramente políticos, sin tener una planificación y una organización sanitaria adecuada que atienda las necesidades, tanto de los propios pacientes como de los profesionales, que también han realizado sus peticiones en este sentido”.

Además, la alcaldesa de San Clemente ha reprochado a la portavoz del Grupo Socialista que diga que la Junta ha concedido un médico que se quitó la pasada legislatura, afirmando que esto es falso ya que los médicos están asignados según número de cartillas, de hecho hoy por hoy no hay lista de espera y si hubiese alguna es por no tener sustitutos al salir de una guardia de lunes a jueves.

Escrito del Equipo de San Clemente

Marisol Herrera ha recordado que en febrero de 2016 el Equipo de , tras reunirse con los alcaldes de los pueblos que forman parte de la Zona Básica de Salud, envió un escrito a la Junta exponiendo igualmente la necesidad de implantar la doble guardia debido al volumen de pacientes que se atienden, con una población cercana a los 13.500 habitantes (que además es bastante envejecida), más los desplazados y trabajadores temporeros que son atendidos en el Centro pese a no figurar como pacientes del mismo.

En este escrito, los médicos justifican también la necesidad de la doble guardia por la dispersión geográfica de la zona y por las carreteras de mucho tráfico que discurren por las inmediaciones, además de por el volumen de pacientes atendidos por guardia, superando incluso por día las 40 personas que demandan el servicio de Urgencias.