El objetivo ya cumplido fue llegar desde Cuenca a la garganta del Todra, situada en marroquí, para que Sergio se reencontrara con Mati, una persona muy importante para él.

Así lo ha explicado a Europa Press el hermano de Sergio, Aznárez, que ha dicho que han tardado cerca de un año “en dar con el corte que querían para contar la historia de la manera más fiel y natural sin caer en los tópicos”.

Según Juan Manuel, “se trató de un viaje que duró más de un mes y en todo ese tiempo se acumuló muchísimo material” además, ha añadido que el equipo técnico ha combinado la realización del reportaje con su vida diaria. “El resultado final es muy acertado, hemos dado con el corte que queríamos, el producto está muy logrado”, ha afirmado.

Ahora empieza la aventura de la distribución. “Soy nuevo en esto, estoy descubriendo un nuevo mundo, el de la distribución de cine documental”, señala Juan Manuel, que añade que “tenemos que tener claro a qué festivales queremos optar ya que para participar no podemos haber exhibido antes”.

En este sentido, ha manifestado que su intención es realizar un “pase en Cuenca para la familia y los medios de comunicación” que les han acompañado todo este tiempo pero “tienen que encontrar la fórmula para que esto no influya a la hora de poder ir a algún festival”.

Juan Manuel ha asegurado que, más de un año después del viaje, sigue conservando muy buenos recuerdos y está deseando mostrar la historia de superación de Sergio a todos.