El diputado de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, ha abogado por el trabajo conjunto de instituciones y sociedad con el fin de garantizar los derechos de las personas con discapacidad y conseguir, así, una libertad justa que se sustente en la igualdad de oportunidades. Y lo ha hecho durante la inauguración de las XIX Jornadas de Participación Social y Cultural de Aspaym, que ha tenido lugar en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Huete y en la que se han dado cita más de setenta miembros de esta asociación.

Doménech, que ha estado acompañado, entre otros, por el presidente de Aspaym, , ha querido reconocer la gran labor que lleva a cabo esta asociación conquense con el colectivo de personas con discapacidad y sus familiares. No es de extrañar, tal y como ha remarcado, que la Diputación siempre haya estado apoyando a Aspaym, al igual que lo hace con otras asociaciones de ámbito sociosanitario a través del Programa Cuenca Integra, al que destina un total de 250.000 euros. Y es que desde la institución provincial se tiene muy claro que estas asociaciones llegan donde la Administración no lo hace y, además, con eficacia, eficiencia, implicación y, sobre todo, mucho cariño.

Un claro ejemplo es, para Doménech, Aspaym, a la que la institución provincial apoya para el desarrollo de su Programa de Intervención Grupal y Multidisciplinar para Personas con Discapacidad y sus Familiares, aunque su trabajo va mucho más allá. Así, ha destacado tanto las campañas de prevención de lesiones medulares que realiza anualmente y que, sin duda, están obteniendo sus frutos en la concienciación en los jóvenes al ser desarrolladas con mucho acierto en centros educativos como su especial empeño en favor de la accesibilidad propiciando la eliminación de barreras arquitectónicas.

El también concejal de Huete ha querido agradecer a Aspaym que haya elegido a esta localidad para el desarrollo de estas importantes jornadas, coincidiendo con la celebración de su XX Aniversario, si bien cree que no ha sido por casualidad. Y es que, según ha subrayado, “Huete es un pueblo solidario, acogedor y comprometido con la discapacidad”.

No en vano, ha recordado que en los últimos años el Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo especial en favor de la accesibilidad, contando en algunas de estas actuaciones con el apoyo de la Diputación. Tal es el caso de la mejora integral del Museo Etnográfico, cuyo proyecto contempló las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad no solo de personas con movilidad reducida, sino también auditiva o visual, o también, la rehabilitación del Convento del Cristo, el acondicionamiento y recuperación del antiguo Ábside de Santa María, que se dotó con una rampa de acceso, o la reforma y adaptación para personas con discapacidad de los baños del edificio de la Merced, donde se encuentran, entre otros servicios, las dependencias municipales.

En fin, un importante paquete de intervenciones que, sin embargo, según ha remarcado Doménech, no es suficiente y por eso ha anunciado un Plan Municipal de Eliminación de Barreras Arquitectónicas para Huete y Pedanías, que se va a llevar a cabo a lo largo de este y el próximo año.

No es de extrañar, en consecuencia, que desde Aspaym se haya trasladado su agradecimiento tanto a la Diputación como al Ayuntamiento optense por esa firme apuesta por el colectivo de personas con discapacidad, porque la colaboración de las instituciones es fundamental en este ámbito.

Jornadas de Participación Social y Cultural

Tras la correspondiente inauguración, se ha procedido, en primer lugar, a la entrega de diplomas a aquellos miembros asociados desde la fundación en 1998 y, en segundo lugar, a la celebración de la Asamblea Anual de Aspaym, en la que se ha dado cuenta de las actividades llevadas a cabo, además de abordar, entre otras cuestiones, el presupuesto correspondiente para el presente ejercicio. Una asamblea que, tal y como está previsto, servirá de preámbulo a una visita turística por los lugares más emblemáticos y de interés de Huete, para, a continuación, tomar fuerzas con una comida asociativa y vecinal.

Un baile, amenizado por Santy, al que está invitado todo aquel que lo desee, pondrá el broche final a esta jornada tan especial para Aspaym en su XX Aniversario. Una efeméride para la que ha preparado un amplio programa de actividades, que continuará en mayo con las Jornadas de Discapacidad y Lesión Medular; en junio, con las Jornadas Discapacidad y Seguridad Vial; en julio y agosto, con actividades de turismo accesible y juegos populares; en septiembre y octubre, con talleres de participación activa a través de la rehabilitación, terapia ocupacional, aoyo psicológico y asesoramiento profesional; y en noviembre y diciembre, la Semana Discapacidad: Derechos del Futuro y Accesibilidad Universal, la celebración de su 20 cumpleaños y la entrega de los Premios Silla de Oro 2018.