El diputado provincial del de Cuenca y también secretario de Cultura del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Javier Doménech, ha afirmado hoy que el presidente está logrando “abrir el Partido Popular de par en par a la sociedad española para aglutinar y representar a un mayor número de ciudadanos y además nutrirse de las verdaderas necesidades que tienen los españoles”.

Según ha manifestado Doménech durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana en Tarancón, “seis meses después de la elección de Pablo Casado como líder del PP, hemos comprobado en la Convención Nacional que la unidad del partido es fuerte en torno a su liderazgo y al proyecto de ilusión que representa”. De hecho, “el PP se ha convertido en la única opción política con base en la defensa de la libertad, de la Constitución como garante de derechos, de la unidad de España y de nuestro estado social y democrático de derecho”.

Asimismo, el diputado provincial ha subrayado como “después de tres días intensos de trabajo y de reafirmar los principios del PP, ha salido un partido renovado, reforzado y más unido para seguir siendo la referencia del centro derecha de España y para aunar a cuanta más gente mejor”.

“En el PP caben la mayoría de personas, la gente que trabaja cada día con ilusión para sacar a su familia y su hogar adelante, la gente que quiere lo mejor para su pueblo, para su sociedad, la gente que quiere un país mejor y que se respeten sus derechos”. En este sentido, Francisco Javier Doménech ponía como ejemplo al PP de Cuenca “formado por muchos alcaldes, concejales y afiliados que también trabajan día a día por sus municipios sin recibir nada a cambio, en la mayoría de los casos; con generosidad y con mucha ilusión, que es lo que debe servir como motor para sacar proyectos adelante y mejorar la calidad de vida de los conquenses”.

Por ello, el dirigente del PP ha asegurado que es necesario que el PP gobierne en España de la mano de Casado y en Castilla-La Mancha con Paco Núñez, y se refuercen las instituciones para gobernar en pro de la sociedad “y no en base al pago de prebendas políticas a otras formaciones para mantenerse en el poder, aunque ello lleve aparejados grandes perjuicios contra los ciudadanos”.

Para ello, el PP presentó en la Convención un decálogo de medidas y propuestas para gobernar de la mano de la sociedad, -como también hizo el presidente Núñez hace unas semanas en -, liderado por una gran revolución fiscal bajando los impuestos, el IRPF y suprimiendo otros como los de Patrimonio, Sucesiones, y Donaciones, “precisamente todo lo contrario a Sánchez”.

También incluye una reforma educativa y una ley que consagre la libertad educativa de los padres -en todos los tipos o modelos educativos-, acciones encaminadas a impulsar la natalidad, la capacidad de las pensiones y la calidad en la sanidad, así como una reforma de la administración para que sea más cercana, eficaz, eficiente y transparente.

“Otra de las medidas que ha propuesto Casado es que haya una verdadera cohesión territorial y solidaridad entre regiones para que no haya desigualdades como sí sucede ahora con y , que están permitiendo que en nuestro país haya autonomías de primera, de segunda e incluso de tercera categoría, con unos Presupuestos Generales que consienten que haya comunidades que se lleven más del 50% de la financiación del Estado, en detrimento de otras, como Castilla-La Mancha y por lo tanto Cuenca”, concluía.