En la asamblea celebrada en Cuenca en la mañana de este domingo, se ha reelegido una nueva junta directiva de Ecologistas en Acción-Cuenca, para el periodo 2018-2019. De las 6 personas que construyen el órgano de gobierno de la organización ecologista, se mantienen 3 y entran 3 personas, pero ninguna de ellas en el puesto anterior.

María Andrés es bióloga de formación y trabaja como ganadera ecológica en una granja de cabras en Villares del Saz, donde elabora queso artesano. Así mismo, participa en la venta de sus productos, la promoción y el desarrollo de la agroecología en el Instituto Despensa Natura, una asociación de productores que cuenta con un espacio físico en Cuenca capital. Desde que se constituyó en 2010, es portavoz de la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, por lo que es conocida por su intensa dedicación a la lucha contra la implantación del basurero radiactivo en Villar de Cañas. Comenzó como voluntaria en ecologistas en acción en 2002, donde ya se interesaba por la situación medio ambiental de Cuenca.

Tras su elección por unanimidad, Andrés ha declarado: “En esta nueva etapa, tenemos muchas luchas en marcha, lo que supone un reto personal importante, pero que afronto con ilusión, con un estupendo equipo. Cabe destacar que somos gente de toda la provincia las que nos lanzamos a seguir coordinando la organización y muy contenta de que estemos tres mujeres en la coordinación, pues la mujer es unos de los iconos más importantes del ecologismo social, además de ser principal sostén del medio rural. Seguro que todas nuestras aportaciones van a enriquecer mucho el funcionamiento de la organización. Muy importante resaltar el valor que ha tenido dentro del ecologismo social en Cuenca, no le dejamos escapar porque necesitamos que nos acompañe en esta transición, muchas gracias por toda la dedicación e implicación que Carlos y su familia han tenido en mejorar y proteger el de nuestra provincia”.

Durante la asamblea, Carlos Villeta, que ha desempeñado el cargo de presidente desde 2008, ha hecho balance del trabajo del equipo saliente, si bien permanecerá en la junta directiva como vocal. En su intervención, ha destacado la lucha exitosa contra la central térmica de Barajas de Melo o la cementera en San Lorenzo de la Parrilla. Así mismo, ha valorado positivamente el trabajo en red con otras organizaciones dentro de diversas plataformas, como la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, La Plataforma en Defensa del Ferrocarril público y Social de Cuenca o la recientemente creada “CLM Stop Macrogranjas” que ha recibido este viernes un galardón en la Gala de Premios de Medio Ambiente en Guadalajara.

En su intervención, además de agradecer a las personas que han contribuido a esta labor durante 9 años, ha declarado que “Es una satisfacción ver que el nuevo equipo joven y con energía continuará luchando por una provincia que pueda tener un futuro sostenible. La lucha contra el cementerio nuclear y contra la instalación de macrogranjas será difícil, dados los potentes lobbies empresariales que hay detrás de cada una de estas amenazas, a los que solo les mueve el dinero y les importa un bledo nuestra provincia, su naturaleza y sus gentes. Hemos tenido éxitos y fracasos, pero sobre todo, me quedo con el contacto con las gentes de los pueblos de Cuenca con los que hemos compartido la mayor parte de nuestras luchas y que se merecen un futuro libre de basura radiactiva y de actividades depredadoras de sus medios de vida”.