Según indica en declaraciones a Europa Press el coordinador estatal de Ecologistas en Acción, Paco Segura, esta decisión del Ejecutivo de Sánchez es una “muy buena noticia”. “Nos parece un despropósito esta instalación porque no está resuelto ni está decidido qué va a pasar con los residuos nucleares y cuándo se van a dejar de producir”. Además, critica el ATC porque, a su juicio, el emplazamiento elegido era “pésimo desde un punto de vista geológico”, lo que ha estado provocando “los retrasos y el tremendo sobrecoste” que estaba teniendo el proyecto.

Aun así, Segura apunta que no vale con paralizar el permiso de construcción del almacén, sino que hay que acometer un plan de cierre de las centrales nucleares. En su opinión, el desmantelamiento es “factible” con los actuales Almacenes Temporales Individualizados (ATI) que se están construyendo en cada una de las centrales ellas para depositar los residuos. “En todo caso, habrá que sentarse y ver cuántos residuos se van a producir para ver qué hacer con ellos, esa sería la dinámica ahora”, ha añadido.

Para la decisión de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, es “de sentido común”. “El cementerio ni se puede ni se debe construir, y menos con la cantidad de irregularidades que tenía encima, con lo cual la decisión más sensata es paralizarlo y poder evaluar realmente si era necesario o no”, afirma el jefe del área de Energía de la ONG, .

El portavoz apunta que antes de tomar una decisión sobre la construcción de un ATC, es “fundamental” conocer el futuro de las centrales nucleares, cuyo cierre considera “fundamental”, pues “no se puede construir un cementerio sin saber cuántos residuos va a albergar, y para saber esto hay que saber cuántos se van a producir”. Así, añade que mientras esa decisión no se haya tomado, la idea de construir un depósito de residuos sería como “empezar la casa por el tejado”, suponiendo que el ATC fuese una solución, “que no lo es” para García.

También Amigos de la Tierra considera “positivo” este anuncio del Gobierno central de paralizar el ATC. Tal y como recuerda la responsable del área de Residuos de la organización, , los residuos nucleares solo pueden ser confinados y son “muy peligrosos”, es decir, se trata de una “tecnología absurda e ilógica”.

Pérez ha insistido en la necesidad de que no se produzcan más residuos, que son generados por las centrales nucleares, mientras que a nivel energético piden un ‘mix’ basado en energías renovables.

Mientras, SEO/BirdLife ve un “ejercicio de seriedad y de responsabilidad” que el Gobierno haya solicitado la paralización de la construcción del almacén. El responsable de Cambio Climático de la ONG, , no se muestra en contra de que se construya un ATC, pues “en algún lado hay que almacenar esos residuos enormemente peligrosos”.

Pero sí pide “debate público” a la hora de tomar una decisión sobre el tema, pues reclama que, cuando llegue el momento de decidir dónde ubicar un almacén central, haya una evaluación medioambiental sobre su impacto. Al igual que el resto de organizaciones, SEO/BirdLife apoya un cierre programado de las centrales cuando éstas lleguen al final de su vida útil. “Impiden la entrada de las energías renovables, que si se consideran una opción más segura y enormemente menos costosa que la nuclear”, agrega.