Coincidiendo con la Jornada Mundial contra el Cáncer de Mama y teniendo como escenario el Salón Azul del Palacio Provincial, Águeda Lucas y , autoras del libro ¿La sonrisa perdida’, editado por la Diputación, han hecho entrega de los 1.900 euros recaudados por la venta de la obra a la contra el Cáncer (AECC) de Cuenca. Un acto al que no ha querido faltar el presidente de la Diputación, , quien, acompañado del diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, ha querido agradecer a las dos autoras este encomiable gesto, en el que se ha aunado creatividad, altruismo y, sobre todo, generosidad.

Rasgos que también ha querido reconocer y agradecer la presidenta de AECC de Cuenca, Mª , quien ha elogiado a las autoras por este gesto y les ha animado a seguir escribiendo para que “vuestra sonrisa llegue a todos los enfermos de cáncer y sus familiares”.

Tanto Begoña de Pablo, que se ha encargado de las ilustraciones, como Águeda Lucas, que ha escrito los textos, han agradecido, por su parte, el apoyo recibido por la Diputación a la hora de editar este libro y han mostrado su deseo de que este dinero sirva para continuar avanzando en la lucha contra esta fatal enfermedad.

El presidente de la Diputación, por su parte, ha querido reconocer, igualmente, la excelente labor que desempeña la Asociación Española contra el Cáncer de Cuenca y les ha animado a continuar así, recordando que en ese camino estará siempre la Diputación.

No en vano, ha detallado que un año más ha incluido a la asociación conquense en la convocatoria de ayudas del programa ¿Cuenca integra’, concediéndole una subvención de 3.500 euros, un 16 por ciento más que en la edición anterior.

Pero la colaboración de la Diputación con AECC de Cuenca no se reduce exclusivamente a esto, de hecho, además de apoyar su labor, por ejemplo, en esta Jornada Mundial contra el Cáncer de Mama con la colocación de un gran lazo en la fachada del Palacio Provincial e iluminándolo de rosa durante dos noches, editó en el año 2013 un libro-cuento titulado ¿La princesa del castillo de chocolate’, obra de con ilustraciones de Francisco Guerra, cuya recaudación por su venta también fue destinada a la asociación, al igual que ¿La sonrisa perdida”.

En definitiva, un bonito gesto, el de Begoña de Pablo y Águeda Lucas, que ha servido como colofón a un gran día de concienciación de la sociedad conquense sobre la importancia de la detección precoz del cáncer de mama, que afecta cada año en nuestro país a unas 22.000 mujeres.