Según se explica en nota de prensa desde la institución municipal, todas las actuaciones que se están llevando a cabo en este espacio responde a un proyecto que fue aprobado en la pasada legislatura por el anterior , de cara a construir un edificio que albergase una residencia de ancianos.

Proyecto al que, según indica el expediente, no se presentó ninguna alegación durante el tiempo de exposición pública.

En el citado expediente se indica por otro lado, en lo que se refiere a las zonas ajardinadas y especies arboladas, que la empresa responsable se encargará de la restitución del parque infantil y de plantar nueva vegetación.

Como tal, pondrá un suelo de césped —salvo bajo los elementos infantiles, que será tipo caucho— y se plantarán distintos árboles, como ejemplares de Prunus Pisardi (conocido como ciruelo de jardín), y arbustos como rosales.

El proyecto incluye también todo el sistema de riego adecuado para el mantenimiento de la zona.

Desde el equipo de Gobierno han señalado que, en cualquier caso, ningún ejemplar de los que estaba previamente en este espacio estaba declarado especie singular. Al contrario, alguno estaba incluso enfermo.

Desde el Ayuntamiento de Cuenca se piden disculpas por las molestias de las obras a los vecinos, recordando que es una obra importante y muy demandada por el barrio.