La ya se llama de forma oficial “Escuela Municipal de Música y Artes Escénicas Marín”.

La inauguración de las instalaciones coincidió con la festividad de Santa Cecilia, patrona de los músicos, y estuvo cargada de emotividad principalmente por la presencia de la viuda y los cuatro hijos de , que ayudaron al alcalde de Cuenca, , a descubrir la placa en la que se ha plasmado el nombre de la Escuela.

Medio millar de personas, entre autoridades, padres y alumnos de la Escuela, se dieron cita en el patio de la Escuela en el que la Banda de Música interpretó la pieza dedicada a Ismael Martínez Marín y titulada “Marcha por un guitarrista conquense”. Ya en el interior el alcalde de Cuenca descubrió una nueva placa en la que se recordaba la fecha de inauguración de la Escuela.

Posteriormente el alcalde y el secretario de la Subdelegación del Gobierno, , recorrieron las instalaciones de la Escuela.

El acto central se desarrollaba en el salón principal con las intervenciones de las autoridades y de un representante de la familia Martínez Barambio, para finalizar con la actuación del coro y la orquesta de la Escuela que interpretaron el himno del centro.

Un chocolate con dulces puso el broche final a un sencillo acto de inauguración que ha servido para presentar en sociedad la nueva .

Durante su intervención el alcalde de Cuenca, Francisco Javier Pulido, habló del proyecto de rehabilitación como uno de los más importantes de cuantos ha ejecutado el Ayuntamiento en la presente legislatura. El alcalde dijo que era un auténtico placer ver a tantos niños implicados en la enseñanza musical y dijo que Cuenca es una ciudad para la música y que desde el Ayuntamiento se seguirá reivindicando el .

Pulido tuvo palabras de agradecimiento para el director y los profesores, así como para los padres “que confiáis al Ayuntamiento la educación musical de vuestros hijos”.

El alcalde indicó que el centro se ha podido rehabilitar con cargo al Fondo Estatal con una inversión que ha rondado el 1,6 millones de euros. Francisco Javier Pulido agradeció el trabajo del concejal de Cultura, , y del director general de Cultura, , por haber propuesto este proyecto y defendió el uso que el Ayuntamiento ha dado a estos fondos.

Por su parte el secretario de la Subdelegación del Gobierno, Pedro Rodríguez, no dudó en felicitar al Ayuntamiento por haber llevado a cabo este proyecto y lo calificó como una de las mejores inversiones del Fondo Estatal.

Por último María del Mar Martínez Barambio tomó la palabra para agradecer al Ayuntamiento y al alcalde de Cuenca la decisión de haber puesto el nombre de su padre a la Escuela y dijo que era un reconocimiento a la labor que Ismael Martínez hizo a favor de la enseñanza musical.

La Escuela Municipal de Música ha pasado de tener 280 alumnos en el año 2007 a 580 en el curso actual.