La concejal de Educación del Ayuntamiento de Cuenca, , ha exigido a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que invierta más en los colegios de Primaria de la capital conquense, ya que actualmente es el Ayuntamiento el que está asumiendo los costes de un mantenimiento muy costoso por el mal estado en el que se encuentran algunos centros. Dicho mantenimiento ascendió el pasado año 2016 a 777.147,82 euros.

Martínez ha puesto el ejemplo del colegio , donde la reparación de una tubería ha supuesto a las arcas municipales el desembolso de más de 2.000 euros, hecho que no hubiese ocurrido si se hubieran renovado estas instalaciones.

La concejal ha asegurado que el Ayuntamiento siempre está dispuesto a atender las necesidades de los centros y de toda la comunidad educativa, teniendo como objetivo el fomento de la Educación de los jóvenes conquenses en todos los niveles por lo que no duda en atender todas las solicitudes de colaboración en diferentes iniciativas. En este sentido ha manifestado que recientemente se ha atendido la petición de una de un instituto de Enseñanza Secundaria para adecentar unas aulas. Tanto padres, alumnos y profesores realizaron una actividad consistente en el pintado y limpieza de las aulas.

Estas actuaciones demuestran a juicio de Esther Martínez el compromiso de su concejalía con la Educación, sin tener en cuenta si se trata de competencias municipales o no, por lo que ha considerado necesario que la Junta de Comunidades y la Consejería de Educación asuman sus responsabilidades y mejoren las infraestructuras lo antes posible, ya que lo que está gastando el Ayuntamiento se está equiparando a lo que debería ser la inversión que deberían hacer ambas instituciones.

Cabe recordar que el viene denunciado, como lo hacen también sindicatos de enseñanza, organizaciones políticas y asociaciones de padres, lo que considera un pésimo inicio del curso 2017-2018, con la supresión de programas educativos destinados a personas con capacidades diferentes; la falta de profesores en Enseñanza Secundaria y la no ejecución de obras previstas y presupuestas en varios centros educativos, entre otras deficiencias.