El propio Ayuntamiento anunciaba este lunes que será mañana miércoles cuando se coloque una valla en la explanada para impedir el aparcamiento de vehículos.

Según esgrimía en nota de prensa, el Consistorio “debe cumplir las condiciones que la anterior Corporación municipal del PP aprobó en Junta de en la legislatura pasada, concretamente el 10 de octubre de 2017, para dar viabilidad al citado parking”.

Preguntado el alcalde al respecto, Dolz ha asegurado que “no existe otra salida para evitar la reclamación patrimonial que ha presenado la constructora del parking”, vallando así esta explanada que en torno a 200 conductores diarios utilizaban para aparcar sus vehículos.

Aunque se proceda al cierre de esta explanada, el regidor de la capital ha asegurado que otras explanadas cercanas como la del antiguo club Serranía -donde se instala cada martes el mercadillo municipal— “va a seguir abierta”.

Preguntado por el futuro de los terrenos vallados ha dicho que “ya se estudiará”, asegurando que son una “zona verde”. Preguntado por posibles actos de vandalismo para cortar las vayas y que se puedan volver a meter los coches, Dolz ha asegurado que “será muy difícil poder cortar la alambrera que van a instalar”.