El consejero se ha pronunciado de este modo en el acto de homenaje a Nicolás Cabañas, que ha tenido lugar en el Archivo Histórico Provincial de Cuenca, en el que también han estado presentes la directora del Archivo, ; el delegado de la Junta en Cuenca, ; y el alcalde, Ángel Mariscal.

Durante su intervención, el responsable de Cultura ha subrayado que la documentación cedida queda a disposición de todos para su consulta, en la idea de que quienes la utilicen valoren, aprecien, estudien y aprendan más de ese lenguaje universal, que es la música, y de la información tan importante que se contiene en las fotografías, de unos años pasados, la primera mitad del siglo XX.

Hoy, con esta donación de documentación musical, ha dicho Felpeto, “todos somos parte de aquel numeroso grupo de conquenses que disfrutaron en directo de la prodigiosa dirección de un maestro y su batuta”.

Nicolás Cabañas nació en el año 1871 en Cuenca y murió, en la misma ciudad, en el año 1948. Sus primeros estudios los recibió del Director de la Banda Provincial de Música, cargo que ocuparía él mismo años más tarde. En su formación, además, disfrutó de una beca de Música concedida por la Diputación Provincial de Cuenca, que le llevó a estudiar a , donde comenzó su formación en el Conservatorio, en el año 1889, ha informado la Junta en un comunicado.

En su regreso a Cuenca desempeñó el cargo de organista de la Capilla de Bautista y de la Catedral de Cuenca, además de Director de la Banda municipal, realizando numerosas composiciones religiosas y destacando entre todas ellas la celebérrima marcha de San Juan, icono musical de la Semana Santa de Cuenca. Su repertorio musical fue diverso: pasodobles, charlestón, chotis, marchas militares, operetas, zarzuelas, rumbas, farrucas.

En este sentido, el consejero de Educación, Cultura y Deportes ha destacado que todos disfrutaremos y siempre recordaremos al maestro Cabañas y a su familia, a la que, una vez más, agradecemos la voluntad de permanencia, para siempre y para todos, de una de las artes que más conmueven a la Humanidad, la música.

De su lado, el alcalde de Cuenca también ha alabado el gesto de generosidad de la familia que durante más de setenta años han conservado el legado en perfecto estado, primero sus hijos Alfonso y , pintores y músicos, y después sus nietas; y ha destacado los méritos y algunos datos biográficos del que fuera el tercer director de la Banda Municipal de Música de Cuenca entre los años 1921 y 1931, fecha en la que pasa a desempeñar el cargo de subdirector de la Banda Municipal hasta su jubilación en 1945.

El primer edil ha incidido en el reconocimiento que merecen los artistas conquenses que han demostrado su talento en diversos campos artísticos y que han contribuido a enriquecer el patrimonio cultural de Cuenca, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Junto a Felpeto y Mariscal han asistido el acto el teniente de alcalde, Hidalgo y el director de la Banda Municipal, , tres nietas del artista , Isabel y ; el subdelegado del Gobierno, y el cronista de la ciudad, ; el subdelegado del Gobierno, Juan Rodríguez y el cronista de la ciudad, Miguel Romero.